Agente Conscripto Juan Carlos Granucci

Agente Conscripto Juan Carlos Granucci

Recuerdos de su paso por la repartición policia Federal.

Quiero comenzar mi modesto aporte haciendo una resumida descripción de las Autoridades que nos dirigían en el momento que ingresé a la Policía Federal como Agente Conscripto, en noviembre de 1952. Presidente de la Nación: Juan Domingo Perón Vicepresidente Alberto Teissaire. Jefe de la Policía Federal Inspector General Miguel Angel Gamboa Subjefe Inspector General Serrao, y nuestros Jefes en la Agrupación Escuela Subcomisario César Francisco, Ayudante del Jefe Inspector Rossi, Jefe del cuerpo Principal Kelly (lo recuerdo como un excelente tirador ambidextro con pistola 45.

.

El cuerpo estaba dividido en cuatro compañías dirigidas por un Inspector y/o subinspector, el Jefe de mi Compañía era el Inspector Parra, hombre rudo y de a caballo (provenía de la Policía montada), sin embargo no teníamos ningún contacto con el ya que los que nos manejaban eran tres suboficiales, a cargo de cada una de las Secciones, la mía estaba a cargo del Sargento Avila, el Cabo primero Casanovas y el dragoneante Salvador.

.

Recuerdo que llegamos a la Escuela un caluroso día de noviembre y la primera actividad fue llevarnos al circuito K:D:T.,contiguo al Cuartel de la Montada  a recorrerlo con toda la velocidad que podíamos desplegar. Muchos no estaban en condiciones y no pudieron llegar para ellos aquí se desató el primer “orden cerrado” que terminó con varias deserciones; otros llegaron cortando camino a los que pescaban los mandaban con los anteriores, yo tuve suerte….no me pescaron….

.

Respecto al orden cerrado que se desataba continuamente y por cualquier cosa, les cuento que era bastante violento y lo digo con pleno conocimiento del tema porque yo venía de baja de la escuela de cadetes por deber una materia de tercer año del secundario y haberme pasado sin consulta al escalafón de bomberos, recuerdo que en una oportunidad un Subinspector de otra compañía nos sometió a esta fajina con el fusil adosado a la bayoneta calada y yo entre otros caí en el cuerpo a tierra, a centímetros de él que se salvó de haber sido alcanzado por mi arma por muy pocos centímetros, pero el agotamiento era tal que no daba tiempo a pensar.

.

Al mediodía después de los clásicos 2 ó 3 minutos para bañarse, pasábamos al comedor, previamente en la formación de ingreso e izado de la bandera se habían seleccionado los ayudantes de cocina, generalmente uno por cada sección. Respecto a la comida los primeros meses la tolerábamos pero hacia el final era imposible, la sopa iba a parar debajo de las mesas, esto desataba el consabido orden cerrado después del almuerzo, otros para escapar de todo esto nos refugiábamos en las caballerizas de la Montada, fíjense que preferíamos estar entre las patas de los caballos antes que comer al mediodía.

.

Caída la tarde nos daban franco hasta el día siguiente. Pocos días antes de terminar la instrucción me seleccionaron  entre diez compañeros para confeccionar las libretas con datos de interés que nos repartirían cuando egresáramos. Quedé a cargo del grupo que creo confeccionó mas de mil libretas, al carbónico,

Luego de estos tres intensos meses nos destinaron a los Cuerpos o a Comisarías los mas agraciados. A mi me tocó la seccional 11.

.

Ya en comisarías cambió bastante el trato con los suboficiales que en general pasó a ser mas de compañerismo, en cuanto a la oficialidad no varió en absoluto, se hablaba con ellos solamente cuando traíamos un procedimiento (con un invariable rezongo por haber traído trabajo) salvo con el jefe de calle que ocasionalmente se podía conversar un poco cuando llegaban al control de rutina, tal es así que teníamos absolutamente prohibido saludarlos en los medios de transporte.

.

La realidad  es que el País estaba bastante convulsionado políticamente y había que cuidarse de los atentados provenientes generalmente de la izquierda y de los revolucionarios que habían comenzado a conspirar, y coincido con Carlos Vonz en que “tiempos difíciles tuvimos siempre “ y se fué poniendo mas peligroso con el correr del tiempo, pero también es cierto que la Repartición no hacía nada para limar asperezas, y recuerdo muy bien que en esa época no había cuadros de origen hebreo, gracias a Dios esa injusta discriminación fue revertida posteriormente-)

En cuanto a los políticos opositores se los tenía con vigilancia especial, a mi me tocaba en el servicio de 0 á 6 la vigilancia sin uniforme, del  ( *) Dr. Santiago Nudelman que vivía a unos 200 metros de la comisaría. La misión era informar la hora de entrada y salida de su casa, también recuerdo cuando el Dr Arturo Frondizi estuvo detenido en esa seccional.

Bueno no debo extenderme mas de modo que me despido de todos mis ex compañeros y agradezco a quien concibió esta página porque ella nos hace volver a vivir los 20 años y nos permite sacar del “arcón” hermosos recuerdos que a todos nos han quedado.

Juan Carlos Granucci.

info. Arcon del Recuerdo.

(* )  NUDELMAN, Dr. Santiago Israel (1904-1961) Figura emblemática y abnegada de la militancia y la intelectualidad de la Unión Cívica Radical.  Actuó con enorme coraje e inteligencia en la ciudad de Buenos Aires, (como Diputado Nacional) erigiéndose, por sus luchas, en una figura de alcance nacional.
Fue autor del Libro  “ Justicia Social” año 1953 . fue diputado de la nacion desde 1952 hasta 1954

Esta entrada fue publicada en coreanos, servicio militar policia federal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.