Bailarinas en la Guerra del Chaco

Bailarinas en  la Guerra del Chaco

Entrevista a  la Señora:   Dora de López

Publicar esta nota  me llena de satisfacción y a la vez de admiración. Dora con sus recién cumplidos 94 años nos  relata  un  hecho que  me obliga a bucear en distintos sitios de información para así entender sobre que  estoy escribiendo.

Dora nace en  Realicó Provincia  de La Pampa un 30 de noviembre de 1917.

Hija de un puestero   y  una cocinera de estancia.

Se cría en el puesto, y a la edad de 12 años, tras el fallecimiento de su madre viaja a Buenos Aires para quedar a cargo de  una  tía.  (hermana de su padre)

Dora pide  dejar en blanco los detalles de  como se desarrolló la crianza y que situaciones debió vivir  a partir de su llegada a Buenos Aires.

En 1938 y a la edad de 18 años ingresa como bailarina extra a un destacado   teatro de revistas de  la calle Corrientes.  Era una época de grandes estrellas.

Dora a pesar de su juventud y particular belleza, necesitaba fortalecer sus aptitudes  de bailarina, por este motivo su carrera fue efímera.

Un hecho ocurrió, que medido a la distancia, no sabríamos  calificarlo. Si podemos decir que cambió el rumbo de la vida de Dora, haciéndola  tropezar con  una realidad  inimaginable.

Dora había hecho  amistad con Haydee, una  buena compañera de escenario y de vida.

Ambas Vivian en una habitación de un  hotel de pasajeros de la calle Libertad.

Una tarde antes de subir al escenario las llama un asistente del empresario teatral para hacerles el siguiente ofrecimiento:

—-Ustedes, y cinco chicas mas   han sido seleccionadas para viajar al Paraguay, allí se montará un espectáculo musical con el propósito de  mejorar anímicamente a  los soldados Paraguayos  heridos en batalla durante la guerra del Chaco.

Tendrán alojamiento con comida por un mes  y un reconocimiento económico por haber colaborado con esta obra de bien.

——Con la ingenuidad propia de esa edad, en esos tiempos, las chicas aceptaron ilusionadas pensando que se lea  abría una puerta al éxito, y que en poco tiempo regresarían al escenario siendo mas conocidas en el ambiente artístico.

La realidad fue otra, unos personajes aprovechados e influyentes de aquí,  debían concurrir al sitio del conflicto por gestiones no muy claras.

Para ello,  que mejor que estar acompañados por unas bellas jovencitas y así olvidar las penas de la soledad en el Chaco.

Antes de continuar con la nota, y como es mi costumbre quiero acercarles información sobre la Guerra del  Chaco Boreal, tanto para aquellos que no la conocen o que no la recuerdan. Trataré de ser breve. Para luego continuar con la narración de Dora.

La guerra del Chaco, entre ParaguayBolivia, se libró desde mediados del año1932 hasta junio de 1935, por el control del Chaco Boreal. La aridez y escasa población de ese territorio hizo que, desde la época colonial, nunca se definieran sus límites en cuanto a la dependencia política-administrativa.

Después de que Bolivia perdió la salida al océano Pacífico, como consecuencia de la Guerra del Pacífico(1879), esa región adquirió un valor estratégico para ese país. La ocupación del Chaco Boreal era ahora necesaria para salir al río Paraguay y tener acceso al océano Atlántico. Otra de las causas era la supuesta existencia de petróleo en el subsuelo chaqueño según la Standard Oil, que ya los explotaba en Bolivia.

Fue la guerra más importante en el continente sudamericano durante el siglo XX. Bolivia movilizó 250 000 soldados y Paraguay 150 000, que se enfrentaron en combates en los que hubo gran cantidad de bajas (60 000 bolivianos y 30 000 paraguayos), gran cantidad de heridos, mutilados y desaparecidos. Los distintos tipos de enfermedades, tanto físicas como psicológicas, la característica hostil del teatro de operaciones y la falta de agua y buena alimentación afectaron la salud de los sobrevivientes, a muchos de por vida.

Al llegar Dora y sus compañeras fueron ubicadas en distintas habitaciones de un hotel residencial, de a dos por cada una.

El primer día fueron llevadas hasta una carpa muy grande que oficiaba de hospital de campaña. Antes de ingresar, Dora escuchaba los ayes de dolor de los soldados heridos.

Muchos de ellos habían perdido brazos o piernas., otros ya fallecidos aguardaban ser trasladados a Asunción.

Imaginen ustedes el sentimiento de Dora, recuerden que tenía 18 años, pero piensen, y lo reitero que no eran los 18 años de una mujer de hoy.

El drama, los gritos, los olores y el calor bajo la lona no tardaron de descomponerla. No obstante, y sobre un improvisado escenario construido con tablones de obra debían dar comienzo a su espectáculo de bailes, para levantar el ánimo de los heridos.

Serian acompañadas musicalmente por unos músicos Paraguayos que también habían participado en la guerra, y así con sus vendajes y desprolijidad propia de la situación comenzó  la danza de las jóvenes.

Dice Dorita:

——-No se de donde sacamos fuerzas, pero al ver tanto dolor, olvidamos el propio y dimos todo de nuestra parte para ellos, para las victimas de una guerra que como toda guerra es cruel e injustificada.

Rápidamente se callaron los ayes de dolor, algunos heridos se incorporaron en sus camastros y su rostro se distendió mostrando una sonrisa espontánea que por espacio de dos horas, tiempo  que duró el baile, y nuestro improvisado canto hizo olvidar tanto sufrimiento.

Alguien aplaudió y aplaudió, de sus ojos corrían lagrimas, me extendió la mano en señal de gratitud, ese soldado se llamaba Wenceslao López, me acerque y lo bese en la mejilla, en su mano tenía una nota con su dirección y me anunciaba que ni bien se mejorara viajaría a Buenos Aires.

Es lo que pudimos dar y nunca en la vida me arrepentiré de haberlo hecho.

Pero no todo sería alegría,  llegada la  noche,  debimos concurrir a un  salón de reuniones  para repetir el acto, pero esta vez sería una pretendida fiesta privada.

Imaginamos  la intención y antes de comenzar nos retiramos a nuestros cuartos no sin antes ser manoseadas a nuestro paso.

Nos encerramos  con llave y  sentimos como golpeaban las puertas invitándonos a bajar al salón.

Luego felizmente llegó nuestra salvación. Un   Capitán  Paraguayo, enterado de lo que estaba sucediendo, dispuso el inmediato traslado de las bailarinas hacia la Argentina.

.

Participación y Biografía del  General Estigarribia.:

(Caraguatay, 1888 – Los Altos, 1940) Militar y político paraguayo que fue el presidente de la República desde agosto de 1939 hasta septiembre de 1940. Militar de carrera y uno de los héroes más respetados del país, era hijo de Mateo Estigarribia y Casilda Insaurralde. Ingresó al ejército en mayo de 1910.

Como comandante en jefe del ejército y conductor de las operaciones, tuvo una brillante participación en la Guerra del Chaco (1932-1935). Su estrategia y sus tácticas atrajeron el interés de las academias castrenses de todo el mundo, donde aún hoy en día se estudian. Logró detener el avance boliviano hacia el río Paraguay y destruyó potentes divisiones enemigas utilizando flexiblemente el combate de posición y técnicas de la guerra de guerrillas.

———-No habían pasado más de tres meses cuando Wenceslao llego a Buenos Aires, acercándose hasta el hotel de la calle Libertad.

Mi carrera como bailarina terminó, y comenzó otra, carrera como esposa.

Fui muy feliz con mi marido durante 40 años, hasta su fallecimiento.

——Esto es todo mi patrimonio de vida, quiero decir que mucho de los  hechos ocurridos no los  recuerdo bien, o pude contarlos algo distorsionados, tengo lagunas propias de la edad.

Pero si algo debo destacar,  es el valor de los soldados Paraguayos y el profundo respeto hacia nosotras.

Pido a  los gobernantes que  no lleven a los pueblos a las guerras, también le pido a dios que los ilumine.

Dora viuda de Wenceslao López.

Ciudad de Buenos Aires

.

Este cuchillo o puñal, fue encontrado por campesinos en el Chaco Argentino
Corresponde a elementos que quedaron luego de la guerra

Colección de Ricardo Sosa.

Chaco:  info:

Región de América del Sur, entre el río Paraguay y los Andes; 725 000 km2.

También se la llama Gran Chaco se divide en Chaco Boreal (al N del Pilcomayo), Chaco Central (entre el Pilcomayo y el Bermejo) y Chaco Austral (entre el Bermejo y los imprecisos límites con la Pampa). Políticamente pertenece a Bolivia, Paraguay y Argentina.

El territorio es llano y de clima tropical o templado. La vegetación es esteparia. Reservas petrolíferas.

Paraguay retuvo las 3/4 partes del Chaco Boreal. Bolivia recibió una zona a orillas del río Paraguay.

El 27 de abril de 2009, 74 años después de finalizado el enfrentamiento bélico, los presidentes Evo Morales de Bolivia y Fernando Lugo de Paraguay firmaron en Buenos Aires el acuerdo definitivo de límites territoriales del Chaco Boreal.

Acta de cumplimiento y ejecución” del Tratado de paz, amistad y límites entre Bolivia y Paraguay de 1938.

Fuente Biografías y vidas.com

Fuente: Wikipedia.org

Foto guerra: Temakel.com

Esta entrada fue publicada en Lugares con Historia, Personajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Bailarinas en la Guerra del Chaco

  1. carlosvonz dijo:

    Gracias Pablo por enriquecer la nota, con tu comentario lleno de datos.
    Hay mucho para contar sobre esta guerra.
    Saludos
    Carlos

  2. Pablo Etchevehere dijo:

    Una aclaracion:

    La foto que muestran como de la guerra del Chaco, pertenece en realidad a la Guerra de la Triple Alianza 1865-70 que enfrentó a Argentina, Uruguay y Brasil con el Paraguay. En la foto se puede ver al coronel Oriental León de Palleja trasladado herido (morirá pocas horas después) durante la batalla de Yatai. Los soldados son del batallón Florida Uruguayo. La fotografía es una de las primeras fotografías de guerras realizadas en nuestra región sudamericana y data de 1867.-

  3. Pablo Etchevehere dijo:

    Es interesante el relato de la bailarina Dora Lopez, ya que es una prueba mas de nuestra intervención como país en la Guerra del Chaco. Allí mandamos asesores de estado mayor como el Coronel Roberto Sawzer, agentes de inteligencia militar como el Mayor Juan Perón, corresponsales de guerra como García Tuñón, corresponsal de Critica, ya que Natalio Botana dueño del diario era un fervoroso paraguayista. Mandamos médicos como Laureano Maradona y otros. Mandamos material bélico, dimos dinero, formamos un regimiento el de vcaballería 7 General San Martin formado por mil argentinos litoraleños y paraguayos residentes en Argentina. Mandamos dinero y al jefe de la aeronáutica paraguaya Almandros Almonacid, un riojano héroe de la Primera Guerra Mundial en el bando frances. En fin mandamos músicos paraguayos al frente que vivían y trabajaban en Argentina como Herminio Gimenez el director de la orquesta de profesores Comanchaco y porque no mandamos enfermeras y bailarinas. Ahora bien, También Uruguay ayudó al Paraguay y porque esta solidaridad de los dos estados del Plata: Porque Paraguay pertenece a nuestra cuenca del Plata y porque detrás de Bolivia estaba claramente configurada la expansión alemana en nuestro continente, ayudada también por Chile, que mandó mercenarios al bando boliviano.-

  4. andrea.giovaninni dijo:

    Una gran fortaleza de mujer, es por ello que vive tanto, una se da cuenta que ama la vida
    felicitaciones Sra. Dora

  5. carlosvonz dijo:

    Jorge, si supieras lo que significó para mi estar frente a esta bella mujer, que con sus 94 sigue teniendo un vivo brillo en la mirada.
    Salvando la distancia me recordó a la señora de la pelicula de titanic.
    Ella hizo un volver a vivir , Habia mucho mas para contar sobre su vida, antes del teatro, pero no quizo agregar mas dolor al que vendría luego, con su mision como bailarina de los soldados.
    El Genera Estigarribia fue un militar con todas las letras.
    En que poco tiempo, Dora nos llevo a recorrer un pasado de guerra y dolor. realmente he aprendido mucho a partir de esta visita.
    un abrazo

  6. jorge gabriel dijo:

    Carlos: Dices al comenzar esta nota que te sientes satisfecho y admirado por lo que debes escribir y no es para menos, yo la releo y también me admira la personalidad y cultura que ha adquirido esta mujer, para enderezar el destino que de tan jovencita se le presentaba endemoniado y que ahora pueda contarlo,… Viste que esa maldita maña de estigmatizar a las mujeres jovencitas, todavia existe como un objeto para salir del paso.

    Así como existen seres despreciables, por otro lado están los «Estigarribias» que enaltecen su investidura y nos deja su herencia de nobleza y altruismo.

    Bailarinas en la Guerra del Chaco.
    Dora de Lopez: Con que ganas te daría un beso en vos para todas las viejitas gauchas.
    Gracias Carlos por esto que nos cuenta Dora.

    Jorge Gabriel

  7. carlosvonz dijo:

    Muy bueno tu comentario Roberto, es una pena que no se aproveche la mente joven para sembrar en ellas la historia, no solo Argentina sino del mundo.
    Repasemos esta info.

    Carlos Saavedra Lamas
    (Buenos Aires, 1878-1959) Jurista y estadista argentino. Estudió Derecho y ejerció su labor docente como profesor universitario en Buenos Aires. Fue ministro de Justicia e Instrucción pública en 1915, en el gabinete de V. Plaza, y de Relaciones exteriores de 1932 a 1938, en el período de la restauración conservadora. Presidió la Sociedad de Naciones y tuvo un papel relevante en las conversaciones de paz que concluyeron con el fin de la guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay y le merecieron el premio Nobel de la Paz de 1936. Posteriormente fue rector de la Universidad de Buenos Aires. Entre las obras que escribió destacaPor la paz de las Américas.

  8. Roberto bernabé dijo:

    Quisiera recordar que en el año 1936 el Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina D. Carlos Saavedra Lamas (bisnieto de Cornelio Saavedra) Crea en Buenos Aires una Conferencia de Paz, para dar fin al conflicto de la Guerra del Chaco, que este y otros actos le valen para obtener el Premio Nobel de La Paz, un verdadero hombre de bien que tuvo multiples cargos en los gobiernos Argentinos, un procer mas olvidado. Espero no haberme equivocado mucho en las fechas, pero es algo que siempre me quedo desde la escuela secundaria cuando nos enseñaban cosas de nuestra historia
    que no creo que ahora se enseñen o no Carlitos Vonz. Te traes unas notas que nos ilustran mucho.Un abrazo.

  9. eduardo dijo:

    Es esta nota una ayuda Memoria, siempre creí que la guerra había sido solamente la de la triple alianza, disculpen mi ignorancia. En fin esto sirve para saber más, y es lo que necesitamos ampliar nuestros conocimientos, para estupidizarnos ya está la televisión.

    Es imposible imaginar lo que habrá sentido la autora de la nota cuando se vio en un país desconocido con una realidad inimaginada como ella dice.
    La felicito por su entereza.
    Ha sido un regalo para nuestros ojos leer esta nota
    Eduardo

Los comentarios están cerrados.