Caballito, inmuebles  recuperados.

DSC02731

(*) Ubicado en el corazón geográfico de la ciudad de Buenos Aires, el barrio de Caballito no fue hasta la primera década del siglo XX sino un barrio periférico, refugio de los porteños en búsqueda del descanso de sus quintas.  A mitad de camino entre el antiguo casco colonial de Buenos Aires y el tradicional poblado de San José de Flores. Fue la llegada del subterráneo en 1914 lo que lanzó una carrera de progreso y transformaciones, que elevaron a este barrio a la categoría de céntrico. 

El barrio mutaría de ser ámbito de grandes chacras, algunas quintas de la tradicional aristocracia porteña o aisladas casas de miserable aspecto. Un nuevo tejido urbano se iba configurando así  donde los baldíos empezaban a llenarse con viviendas que albergaban a infinidad de inmigrantes llegados de Europa. Los habitantes de Caballito se enlazaban por medio de sus tranvías con diversos puntos de la ciudad, empezando a configurarse la identidad de un barrio cosmopolita, con vida propia. No sería raro entonces que la desaparición del tranvía de sus calles, hacia 1962, no estuviera exenta de cierto pesar y nostalgia, apenas recordado hoy por su tradicional tramway histórico que los fines de semanas sale de la plaza de Primera Junta. (*)

Caballito, inmuebles  recuperados.

Muchas  casonas se conservan de pie  resistiendo estoicamente  y gracias a la voluntad de sus propietarios y o herederos que privilegiaron la paz de un barrio con las características originales, a un buen negocio inmobiliario.

Aun resisten milagrosamente las casas chorizo, con limoneros, laureles y alguna ruda  al frente que quiere seguir viva , esas que solo podemos descubrir detrás de un alto muro que parece protegerlas de la mirada ambiciosa de quienes solo esperan que sus dueños sucumban ante los ofrecimientos económicos, y en último caso, que sus moradores partan definitivamente.

Veo  a diario como en menos de una semana desaparece una casa,  no solo antigua y mal conservada, sino una que fuera lujosa mansión en la “belle époque Argentina”.

Aquel  22 de febrero de 2010 hice un breve relevamiento del patrimonio de mi barrio, titulado “Caballito todavía un barrio.”  felizmente aun existen muchos tesoros que seguramente perdurarán.

Años después continué y amplié la recorrida, observando los cambios, algunas casas fueron reemplazadas por edificios altos o  rascacielos.

ZZ torre panificacion

Aquí nomás , en la vereda de enfrente,  hubo una casa chorizo que fuera vivienda y carpintería de  Nicolás Giardelli  quien nació en Italia  y llegó como muchos otros inmigrantes a la Argentina antes de 1950 para hacer su pequeña América,  vivir trabajar, formar su familia  en un país joven que ofrecía expectativas de progreso y  paz.

Los primeros clientes fueron sus vecinos, quienes lo recomendaban a otros, y esos otros a otros hasta que de a poco fue haciéndose conocido por su buen trabajo, precios económicos y hasta llego a fiar, en  la seguridad de que nadie dejaría de cumplir con sus obligaciones.

Pasaron muchos años, y la historia de vida de Nicolás Giardelli   quedó tras un cartel de venta al frente de su casa.

A  poco menos de doscientos metros hay otra historia., en este caso  la  de un Bar y restaurante de barrio.

Don Manuel Rodríguez, nacido en Asturias vino a la Argentina en el año 1950.  El trabajó allí, en sociedad,  comenta que el Bar fue construido en 1920 habilitándose como negocio de almacén.
Dicho comercio acompañó el movimiento del personal de la Panificación desde ese año en forma permanente.

Este bar cerró definitivamente hace unos años,  luego al  igual que la “casa del carpintero”  obtuvo  su Galardón por los servicios prestados, dicho galardón consistió en otro cartel de venta. En este caso su dueño original cerro al haber estado  muchísimo  años  detrás del mostrador y atendiendo a  sus parroquianos. El vive aun en el  barrio en una de esas casonas que se ilustran en la publicación ” caballito todavia un barrio”

Carmen Rueda Murciego y
Nicolás Iestardi.

Carmen nace en Santa Cruz de Mieres, España en 1920. Llega a la Argentina en el año 1950. Después de 1960, junto a Don Nicolás, abre un Almacén de comestibles en la calle Canalejas 663. Este lugar también tenía como clientes a los trabajadores de la Panificación.

Esta es la publicación más querida por mí, ya que cuenta la vida y el trabajo en el almacén de mi barrio, ¡aquí ¡justito enfrente. Carmencita  felizmente aun vive, no es la Española activa que era, pero está y la visitamos  asiduamente.

Este es el ayer de  tres inmuebles de mi barrio.

Dos de ellos fueron recuperados, si bien con otro destino comercial, pero conservando  algunas de sus esencias, son ellos el Bar y  la Carpintería.

Lamentablemente, el tercero,  el Almacén  y  la vivienda familiar  pasaron a ser un inquilinato.

Carmen  conserva  un departamento al fondo, donde habita actualmente  y que se accede por un pasillo común.  Con los alquileres obtenidos  puede hacer frente al pago de  sueldos  de las señoras que con mucho amor la cuidan  debido a su precario estado de salud  que sumado a su  edad no le permite estar sola.

Ahora  ilustro con fotografías el antes y el ahora de cada una de esos inmuebles en el orden del relato.

Casa de Nicolás  Giardelli Ayer

DSC02738

DSC02735

DSC02734

DSC02732

DSC02730

DSC02728

DSC02727

DSC02726

DSC02724

Casa de Nicolás Giardelli  Hoy 

P1030241

P1030238

P1030237

P1030240

Bar de  Manuél Rodriguez Ayer

c743 089

c743 100

c743 096

Bar de Manúel Ródriguez Hoy

P1030243

P1030245

P1030246

P1030244

Almacén de Carmen Ayer

c743 110

c743 113

c743 123

Almacén de Cármen Hoy

almacen hoy

Hasta el  próximo paseo por el barrio.

notas:

http://www.arcondelrecuerdo.com.ar/?p=190

http://www.arcondelrecuerdo.com.ar/?p=1286

http://www.arcondelrecuerdo.com.ar/?p=87

http://www.buenosairesantiguo.com.ar/notasdebuenosaires/antiguapanificacion.html

http://www.barriada.com.ar/Caballito/LaPanificacion.aspx

(*) Introducción fuente: La Feria del Ombu

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
3 comentarios en “Caballito, inmuebles recuperados.”
  1. Silvana vonZ dijo:

    Hermoso relato. Es lindo ver que estos comercios y hogares siguen… Convirtiéndose en otros comercios, otros hogares, pero evitando así la llegada de nuevas torres que nos siguen tapando el sol y la vista.

  2. Aldo Duarte dijo:

    Carlos, muy hermoso relato al igual que el barrio, trabajé en ese barrio desde junio de 1958 a enero 1961, recorriendolo en bicicleta, habie muchas casas, yo las llamo mansiones, muy hermosas, ya algunas no existen para tristeza de los que lo conocimos en otras épocas.

  3. carlosvonz dijo:

    Aldo, coincido , es un hermoso barrio, aun conserva muchos tesoros representados por esas mansiones que comentas.
    Hay muchos pasajes que por no tener mas que 100 metros, sigue aun conservando el silencio y la tranquilidad.

Escribe un comentario

www.arcondelrecuerdo.com.ar - Todos los Derechos Reservados - Solo se permite reproducción con previa autorización - Copyright © 2008 - Grupo PescaenelDelta - info@arcondelrecuerdo.com.ar