DÍA DE LA TRADICIÓN

DÍA DE LA TRADICIÓN

El Día de la Tradición se celebra el 10 de noviembre en conmemoración del natalicio del poeta José Hernández, autor del libro «Martín Fierro», máximo exponente de la literatura argentina.Es la obra representativa de la literatura gauchesca. Fue escrita por José Hernández entre 1870 y 1872.Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en la chacra de la familia Pueyrredón, Partido de General San Martín ..

.

Lo que heredamos como tradiciones, son especialmente las que se refieren a la vida del gaucho en el campo, en las estancias, en su propio rancho , el trabajo que se realizaba con los animales, la doma, la esquila, la yerra, etc.

.

Las comidas que los alimentaba: como el asado, el locro, la humita, la carbonada, las empanadas, el asado. La vestimenta que usaba, el chiripá, las bombachas, el tirador, la rastra, el pañuelo serenero, el sombrero, su infaltable poncho, su facón que era a la vez herramienta de trabajo y arma para defensa.

.

Sus diversiones también son tradiciones, la concurrencia a la pulpería, las cuadreras, la riña de gallos, la sortija, las danzas folklóricas.

.

El único medio de transporte, su infaltable caballo con su apero de trabajo y el de paseo. Las artesanías que realizaba, sus sogas, sus trenzas, sus emprendados, todo hecho a cuchillo, lezna y paciencia. Sacaban sus propios tientos, hacían sus botas de potro, hasta su propio catre que luego compartía con su mujer.

.

La cuna de sus hijos colgaba del techo para protección de las alimañas. Puras tradiciones gauchescas, de nuestra campaña, de nuestros peones de estancia, el mas fiel representante de nuestra raza.

.

Nos alegra el alma recordar lo mejor que recibimos de nuestros antepasados. Hoy agregamos nuestro aporte a las costumbres que heredamos. Porque de eso se trata, nada es estático, menos las costumbres de las personas y los pueblos.

.

Cada generación agrega algo a la anterior y así vamos adquiriendo nuestra identidad, nunca es igual a la de otro lugar, distintos ingredientes le van dando forma y la unión del amasijo debe ser el respeto por cada uno y el brillo final se lo debe dar el cariño, el sentimiento de ser y pertenecer a un lugar con todo lo que fue aquilatando con el paso de los tiempos.

.

Así la unión da forma a las familias con raíces profundas en su suelo y nutrientes de varias simientes del mundo, la enseñanza y la transmisión de las tradiciones, es la tarea de padres, maestros y autoridades. Así lo que nosotros sumemos en el presente de acuerdo a la evolución de los tiempos y nuestros sentimientos de pertenencia, mañana será tradición .

.

Feliz DÍA DE LA TRADICIÓN!!

fuente: Peña flolklorica Los Lanceros

Esta entrada fue publicada en fiestas patrias y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a DÍA DE LA TRADICIÓN

  1. Lydia dijo:

    Tiene mucha razón Raúl y en eso estamos los que amamos lo nuestro, sin desconocer lo ajeno. Siempre con un ojo observando lo que se quiere imponer, para tratar de contrarrestar el efecto. No sé si en las ciudades grandes se puede enseñar, practicar y difundir nuestras tradiciones. Creo que si se lo propone desde las escuelas, los centros culturales, las instituciones folklóricas, tradicionalistas o criollas, tal vez se pueda llegar a la niñez y a la juventud, que copia modas comerciales o extranjeras, por el simple hecho de no quedar afuera de los grupos preponderantes de su sociedad. Aquí en el interior también es duro seguir haciendo docencia, dando ejemplos y difundiendo nuestra cultura nacional, con sus raíces aborígenes a las que se fueron sumando los avíos llegados en los barcos de la conquista y luego de la inmigración. En la actualidad debemos agregar el aporte de la tecnología que invade todos los hogares por mas aisladas que se encuentren las comunidades. Así vemos chicos floggers y raperos hasta en la Puna, arriando llamas con audífonos conectados a sus MP3. Claro que no está mal, si también saben escuchar su propia música. Un abrazo.

  2. Raùl dijo:

    Cada año que trascurre significa una pèrdida en la memoria colectiva de los argentinos. Asì , gradualmente, la gente va olvidando poco a poco aquellas fechas significativas de nuestra identidad. Pero , ! claro ¡…ahì està la TV mostrando durante las 24 horas otros modelos, otras costumbres, otros idiomas. Y a fuerza de escuchar y ver permanentemente ese bombardeo de mediocridad consumada , nuestros jòvenes se van interesando cada vez màs en lo que viene «de afuera» porque lo de aquì » no luce» , «no vende» , «no entretiene» . Y ahì estàn las radios huèrfanas de nuestra mùsica, tan rica y expresiva, con tantas vertientes y variedades tonales. El tango y el folclore , ausentes de las programaciones porque «no vende» y lo poco que se escucha es producido por la maquinaria mercantilista de las grandes compañìas que nos reiteran hasta el cansancio a los mismos de siempre. La prensa escrita, no escapa a la vulgaridad . Se escribe acerca de los «bailarines» , de las «botineras», de los chimentos de tal o cual programa y nos dirigen hacia donde sus intereses comerciales convergen.
    Existen las excepciones, claro està. Pero como tales , son difìciles de encontrar . Deberemos dejar decantar los tiempos para que la resaca se vaya con la corriente y permanezca la profundidad del limo enriquecedor de la cultura . Son tiempos difìciles , arduos , de gritos estentòreos y carcajadas fingidas. ¿ No serà la hora de comenzar a mirarnos nosotros mismos ? . Nos estamos suicidando poco a poco ante la divertida mirada de los medios de comunicaciòn y su bastardo contenido.
    Hay otra Argentina. Existe otro paìs. El que tiene historia, cultura y tradiciòn netamente nuestra . Ayudemos desde nuestro lugar a resistir el embate de otras culturas que nos quieren fagocitar . Porque asì tambièn se conquista a una naciòn. Hacièndole perder la nociòn de su entorno, de sus antepasados, de sus mayores, de su mùsica, de su cultura, de sus tradiciones.
    » Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones se sucederàn a las antiguas, y despuès de vacilar algùn tiempo entre mil incertidumbres, serà tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranìa » (Mariano Moreno)

Los comentarios están cerrados.