El fardo de pasto

El fardo de pasto
por Jorge Gabriel Robert
Camarones  Chubut

El fardo

A instancias de nuestro director y amigo Carlos Vonz, encontrado un feliz día bajo el alero del Arcón del Recuerdo, apoyaré la iniciativa del otro “enorme” compañero Miguelito Retrivi de Bernal,( su nido.) La primera foto que le envío,(y todas las demás) la sacó con su cámara, colgada a los tientos, mi hijo Esteban Eugenio, con ella abarca su pingo doradillo en un desfiladero y todo el valle del Lago Buenos Aires hasta las cumbres nevadas del límite con Chile, pocos días antes de la gran nevada.

Hoy la ceniza del Volcán ha tomado posesión de esos campos tan fértiles pero en esa zona llueve y nieva mucho en su época, haciendo de la ceniza, casi un abono para la madre tierra que por ahí, tiene algunos recursos para defenderse.

Bony en Perito

En la segunda foto, el domador de la estancia, Domingo Plaza, está preparando la tropilla entablada, y va formando filas de a seis animales enseñándoles a parar a mano como se dice, y es cuando el jinete puede embozalar y llevarse su caballo designado por el capataz, de acuerdo a su trabajo consistente en la juntada del principal ganado que es la oveja; en esa estancia llamada La Nicolasa, llega en número a unas 35 o 40.000.

Plaza

las vacas unas 1.200. con las cuales para juntarlas, bañarlas, señalarlas, marcar, vender etc. etc. es necesario un trabajo ímprobo en el llano, en la jungla o en la montaña donde abarca profundos cañadones y  el hombre despliega su capacidad, su intuición natural y hasta parece familiarizarse con los animales

Buscando vacas

Esta foto fue sacada en las entrañas de ese bosque de la estancia La Nicolasa donde el hombre penetra en busca de vacas silvestres, animales ariscos  que es necesario domesticar.

Como dije, la ceniza que arruinó tantos campos en la Patagonia no pudo reemplazar imágenes de la nieve pasada que si, por su espesura duró mucho tiempo y que también requirió de fardos de pasto para mantener con vida principalmente las ovejas que en fila buscan orientarse hacia lugares donde alimentarse.

fila de ovejas

Así llegan las ovejas a concurrir a  los banquetes formados por fardos de pasto que la peonada acarrea a lomo de caballo, no siendo necesario el agua porque en la nieve ya la tienen en abundancia. En el caso de la ceniza todos esos auxilios no se pueden concretar pues el elemento despedido por el volcán es totalmente destructivo y mata las ovejas con su sólo peso, seco, y cubre todo atisbo de alimentación, en pocos días los animales mueren .

lleva pasto 1

El observador se dará cuenta que donde está el gaucho con su caballo y el fardo de pasto, además los perritos compañeros, observan el panorama de nieve  que tendrán que enfrentar hasta llegar al lugar elegido para la merienda de las ovejas y que ahí donde están, una máquina vial ha marcado un camino. Se trata de un establecimiento importante con sus implementos. La mayoría de esos campos no los tienen y deberán afrontar la lucha desde el casco y la vivienda familiar.

Es esta una colaboración de mi hijo Esteban Eugenio, encargado de la Estancia “La Nicolasa” de Lago Blanco, Chubut.  Las imágenes valen por más de mil palabras  como dice  el adagio.

Esta entrada fue publicada en Historias, Oficios y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a El fardo de pasto

  1. roberto dijo:

    Jorge, vivi 7 años en Comodoro, y conoci todo lo que pude, la vida en esos inhospitos parajes, me acuerdo de haber visto la nieve sobre los alambrados y a veces salir los helicopteros a algun puesto alejado de la mano de Dios, el patagonico de por si es hombre sufrido, pero curtido para salir adelante en esos trances, cuando cuento aqui en España, que desde la ruta hasta los puestos de la estancia hay 25 kms o mas no lo pueden creer, a pesar de que aqui también hay pueblos que quedan aislados en invierno, los que vivimos en esos pagos podemos contar cosas que a los demas les parecera increibles, mi hijo tambien es chubutense y todos se acuerdan de la nieve y los muñecos que armaban.

Los comentarios están cerrados.