Mate Cosido

Mate Cosido

Esta es la historia de un gaucho bueno
que un día el destino lo castigó
llenando su alma de tucumano
de la injusticia que lo venció.

David Segundo Peralta (Monterosprovincia de Tucumán3 de marzo de 1897 – Provincia del Chaco,1940?), mejor conocido como Mate Cosido, fue un gaucho transformado en «bandido rural» y por eso calificado de «delincuente» argentino que pasó a ser un conocido personaje del folclore regional delLitoral argentino y del Noroeste argentino.

Llegó a la provincia del Chaco hacia 1926 proveniente de Asunción y luego desde Corrientes. Enprontuarios policiales de TucumánCórdobaSantiago del Estero se registra a David Segundo Peralta alias «Mate Cosido» (19161924).

Aunque e veces se confunde su apodo con el nombre de la infusión «mate cocido», el apodo real es «mate cosido», en referencia a una cicatriz que tenía en la cabeza, llamada mate en la jerga popular, sobre todo la norteña.

Su personalidad era la de un hombre culto, se comportaba con humildad y educación, pagando generosamente el más mínimo servicio recibido, y así ganó aprecio y popularidad. Armaba los robos detalladamente. Las poderosas empresas que robaba (Bunge y Born, Dreyfus, La Forestal), daban lo imposible a las fuerzas de seguridad para su apresamiento.

La leyenda urbana afirmaba que robaba a las multinacionales para ayudar a los pobres. A su vez la leyenda redondeaba su proceder aseverando que la espantosa manera de su accionar, era montada por las propias empresas que «robaban al pueblo chaqueño».

Mate Cosido se autotitulaba el bandido de los pobres, escribiendo artículos en revistas de la época, allanándose sobre los motivos de sus exacciones, que jamás robaba a los pobres para dárselo a los ricos. Así se hizo valer en los grupos anarquistas.

En su carrera delictiva usaba muchos documentos falsos fácilmente asequibles en Buenos Aires: Julio del Prado, Manuel Bertolatti, José Amaya, Julio Blanco.

Evitaba la violencia, nunca tenía enfrentamientos armados con la policía. No era por miedo, sino una manera de proceder.

Con el anarquista y bandido pampeano Juan Bautista Bairoletto proyectaron asaltar una fábrica de tanino, sin embargo Peralta desistió por no estar de acuerdo con lo que suponía sobrevendría: (Bairoletto) ejecutó el robo, dejando un empleado muerto en la balacera con la policía.

Los habitantes de Presidencia Roque Sáenz Peña, de Gancedo, y en definitiva la mayoría de los pueblos grandes, fueron admirados testigos de las acciones de Mate Cosido. Vestía casi disfrazado, o como peón rural o como viajante, para no levantar sospechas.

Su fama de justiciero llegó fácilmente a Buenos Aires. El 22 de diciembre de 1939, la banda de Mate Cosido secuestró al estanciero Jacinto Berzón. El pedido de rescate por 50.000 pesos moneda nacional fue con precisas recomendaciones: el dinero se arrojaría, el 7 de enero de 1940, desde el tren, antes de la Estación de Ferrocarril de Villa BerthetChaco. Pero en un accionar policial, ocurre un tiroteo en el lugar pactado, y Peralta resultó herido malamente en la cadera.

Luego de este episodio, no volvió a hacer apariciones públicas, y si murió tampoco fueron encontrados sus restos.


Mate Cosido era el apodo de aquel bandido bravo y feroz
que fue el terror del norte argentino, del 18 al 42.
Formó su trío de bandoleros con Zamacola y “el calabrés”
en los poblados y en los caminos fueron temidos yaguaretés.

Pero fue un día, allá, en el Chaco
que un compañero lo delató
desde aquel día Mate Cosido
huyó a la selva y nunca volvió.

Autora de este chamamé  Nélida Argentina Zenón

fuente: Wikipedia.

4 comentarios en “Mate Cosido

  1. Mi papá era gerente de las tiendas Blanco y Negro en Tres Arroyos y me contaba que una vez fue trasladado una temporada a una sucursal del Chaco. Allí conoció a David Peralta, apodado «mate cocido» y me contaba que era una muy buena persona. Recuerdo que una vez, en el año 1962, me llevó al cine a ver la película «Mate Cocido el romántico bandolero» (yo tenía 10 años) y en un instante que le voy a decir algo a papá, observo con sorpresa que se le caían las lágrimas. Seguramente recordaba con mucho cariño a esa persona.

  2. A don Julio Elias Musimesi, lo conoci en Moron tenia un bar, no me acuerdo la calle, pero era la esquina de la Av Irigoyen enfrente estaba el viejo taller de la Costera y habia una estación de Servicio, seguro que Carlos se acuerda el nombre de la calle, ahi se jugaba al truco y tenia un cartel que decia si no me equivoco, prohibido discutir de politica.

  3. Hola Hector, bienvenido y gracias por hacernos conocer algo mas del querido Julio Elías.
    felicitaciones por haberlo acompañado con la guitarra
    saludos
    Carlos

  4. Les doy mis saludos mi nombre es Héctor ya anteriormente les di noticias mías a UD y decirles que Julio Elías musimessi después de la canción viva boca el chamamé mas pedido era Mate cocido y la canción Señora que la había aprendido cuando estuvo en Chile cuando salíamos a cantar de jira yo sabia acompañarlo con la guitarra hasta me acuerdo del tono que Julio lo cantaba era en Mi menor al chamamé Mate cocido bueno les doy un apretón de manos perdón por mi atrevimiento pero me hicieron recordar viejos tiempos hasta siempre—Héctor González Alias Cotorro

Deja un comentario