Nuestra Señora de Luján

Nuestra Señora de Luján

Patrona de Argentina

La peque

La pequeña imagen de arcilla cocida (terracota) apenas mide 38 centímetros pero es inmensa porque representa a la Madre de Dios. Tiene un aire parecido a las obras de Murillo.  Se trata de una representación de la Inmaculada Concepción modelada en Brasil y enviada a la Argentina en mayo de 1630. La capilla primitiva estuvo en la casa de Don Rosendo. Un santuario mayor y mas bello se terminó en 1685 y el templo actual fue construido en el siglo XIX.

En 1887 la imagen fue recubierta de un armazón de plata sólida pensando así detener su deterioro. Viste una hermosa túnica blanca y un manto azul celeste (colores de la bandera Argentina). La Virgen es morena, de rostro ovalado y ojos azules. Tiene las manos en oración junto al pecho.

Como la Virgen llegó a Luján:


Antonio Farías Sáa, un hacendado radicado en Sumampa (Santiago del Estero) quería colocar en su estancia una capilla para la Virgen. Le pidió a un amigo que vivía en Brasil que le enviara una imagen que representara la Inmaculada Concepción de María. El amigo le envió dos, la que le había encargado y otra de la Virgen con el Niño Jesús. Cuando llegaron, fueron colocadas en una carreta y partieron en caravana rumbo a Sumampa.

La imagen era llevada en carreta de Buenos Aires a Santiago del Estero cuando se detuvo inexplicablemente a las orillas del río Luján (67km de Buenos Aires), cerca de la casa de Don Rosendo Oramas.  Se cambiaron los bueyes y se bajó la carga, pero sin resultado. Los bueyes rehusaban cruzar el río. Entonces alguien observó las dos pequeñas cajas con las imágenes de la Virgen. Bajaron la estatua de la Virgen con el Niño sin que nada sucediera, pero cuando removieron la caja con la Inmaculada, inmediatamente los bueyes echaron a andar. Los asombrados testigos repitieron esto una y otra vez, con idénticos resultados.

Así comprendieron que Nuestra Señora quería quedarse en Luján y ellos con gusto y alegría la complacieron. Pronto la noticia se propagó y llegaban numerosos peregrinos. Al principio la imagen fue llevada a la casa de Don Rosendo, quien fabricó la capilla primitiva donde se veneró a Nuestra Señora durante cuarenta años.

Un esclavo escogido por la Virgen:


Manuel fue traído de Africa y vendido como esclavo en Brasil. Llegó al Río de la Plata a los 25 años de edad, en la misma embarcación donde venia la bendita imagen de la Virgen. Presenció el milagro en la estancia de don Rosendo y dedicó desde entonces su vida a cuidar a la Virgen de Luján.
La tradición nos dice que Manuel, recibió el don de curación con el sebo de las velas de la capilla y relataba a los peregrinos los viajes de la Santa Virgen, que salía de noche para dar consuelo a los afligidos. Con los años, don Rosendo falleció y el lugar quedó casi abandonado, pero éste hombre fue siempre fiel y continuó al servicio de la Virgen.

Doña Ana de Matos


Viuda de Siqueyras, Doña Matos tenía tierras junto al río Luján, y quería construir una capilla y llevar la imagen a su casa. En el 1671 habló con el Padre Juan de Oramas, administrador de los bienes de don Rosendo y la colocó en su casa, pero la Santa Virgen desapareció y la encontraron en su antigua capilla. Doña Ana volvió a llevar la imagen a su casa y por segunda vez regresó a la estancia de Don Rosendo.

Doña Ana consultó entonces a las autoridades eclesiásticas y civiles, quienes viajaron al lugar y examinaron lo sucedido, esta vez la Virgen fue trasladada en una devota peregrinación y en compañía de Manuel. Desde ese momento la imagen no retornó más a su antigua capilla.

Luego de confirmar la veracidad de lo sucedido, la autoridad eclesiástica, autorizó oficialmente el culto público a la «Pura y Limpia Concepción del Río Luján». Doña Ana donó el terreno para la realización del nuevo templo en el año 1677 lugar en donde actualmente se encuentra la hermosa Basílica de Luján.

fuente:  http://www.corazones.org/maria/

Esta entrada fue publicada en Lugares con Historia y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Nuestra Señora de Luján

  1. maria del carmen dijo:

    Lindo recuerdo de la historia de la virgencita, siempre es emotivo. Particularmente, soy devota de la Virgen de Luján. Gracias por ponerla en tu blog, Carlos. Los creyentes, agradecidos!!
    Maria del Carmen Hernández

  2. carlosvonz dijo:

    Roberto, lamentablemente no hay una empresa que haga el viejo camino de la LUjanera, actualmente hay una que recorre desde Plaza Italia
    ( Atlantida ) y llega a lujan por el acceso Oeste, empalma en Moreno por ex ruta 7 , desde y hasta Lujan, luego se desvian por distintas rutas, hasta la capital, pero no circulan mas por Rivadavia como lo hacian.
    saludos

  3. roberto bernabè dijo:

    Carlos la empresa GOAL (grandes omnibus a lujan) fue despues la lujanera. En Alicante en la Iglesia de la Albufereta llevaron una imagen de la Virgen de Lujan que fue entronizada y esta en el templo (esa nota fue publicada en http://www.raizargentina.com) es una revista de los argentinos en España. Igualmente un gran abrazo.

  4. carlosvonz dijo:

    Muy bueno Roberto, saber que nuestra virgen gaucha ha llegado hasta España,
    Esa empresa de transportes que iba desde Once a Lujan,, era La Lujanera??.
    Un abrazo y gracias amigo
    Carlos

  5. roberto bernabe dijo:

    Carlos, hace unos años cuando recien llegue a Alicante, conoci a dos buenas personas, dos sacerdotes o curas, Don Francisco Bernabè (se apellida igual que yo pero no somos parientes, aunque si un gran amigo) y Don Antonio Martinez, que siempre me comentaba que cuando iba a Sevilla habia una churreria y en la fachada hecha en azulejos una imagen muy grande de la virgen de Lujan, que se quedaba siempre admirandola, cuando vino mi hija por primera vez a Alicante le encargue me trajera una imagen de la Virgen y un libro contando su historia, para obsequiarselos, asi lo hice y quedo encantado, aparte de haber leido toda la historia, también queria decirte que mi tio del que te hable varias veces y que vive en la calle Garibaldi 2762 de Villa Luzuriaga, puede contarte muchisimas cosas de Lujan ya que trabajo en los omnibus que iban de Lujan a Once desde 1937 a 1949 empresa GOAL y a veces trasladaba la imagen de la virgen por los pueblos a pedido de la basilica, si podes anda a verlo Jose Antonio Blanco tiene 92 años, nacio el 20 de febrero de 1920 y te puede contar anecdotas para llenar varias paginas, desde Lujan a las riñas de gallos era un gran aficionado, un abrazo de Roberto.

Deja un comentario