Nuestros Autos

rastrojero

Rastrojero

Integrados totalmente al paisaje argentino de la segunda mitad del siglo pasado, aún hoy es posible ver los Rastrojero en tareas de reparto en muchas ciudades y pueblos del interior.

.

En 1952 Perón ordenó la creación de IAME (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado), para la producción de aviones, tractores, motocicletas y automotores. El emprendimiento duraría hasta 1980 y con el paso de los años adoptaría el nombre IME, Industrias Mecánicas del Estado, responsable de la fabricación de un trozo de historia argentina:

.

El Rastrojero. La historia había comenzado unos años antes, cuando funcionarios del gobierno argentino, terminada la Segunda Guerra Mundial, viajaron a EE.UU. y adquirieron una buena cantidad de tractores Empire sobrantes a causa del fin de la guerra. Esos tractores jamás trabajaron en el campo argentino y terminaron, en cambio, almacenados en un galpón. Hasta que cuatro técnicos argentinos fueron encargados de reconvertir aquellos tractores inútiles en algo más productivo. El proceso terminaría en la aparición del Rastrojero.

.

El rastrojero se presentó oficialmente en Mayo de 1952. Era un pequeño utilitario con una capacidad de carga de media tonelada, caja de madera sobre un bastidor de acero, una cabina pequeña y un frontal inspirado, probablemente, en el Ford 37. El motor era el mismo motor norteamericano que alguna vez había impulsado los tractores Empire: un Willys Overland de cuatro tiempos alimentado a gasolina. El aspecto general del vehículo era bastante rústico, pero resultó ser confiable y fuerte para los trabajos del campo.

.

La demanda creció de inmediato y dos años después la empresa decidió dotarlo de un motor diésel. Se optó por un motor Borgward D4M de 1758 cm3, cuatro cilindros, válvulas a la cabeza y 42 caballos de fuerza, con caja de velocidades de cuatro marchas.

.

Este fue el modelo más vendido de Rastrojero, sobrepasando las 26 mil unidades, y el que durante más años se produjo. Luego, en 1965, vino una versión más moderna, con otro motor diesel, también Borgward pero más potente, que saldría de producción en 1969 para dar paso a una remodelación absoluta del Rastrojero, esta vez con un motor Indenor, que estaría en producción hasta el año 1979.

.

CARABELA

Kaiser Carabela

Primer sedan argentino producido en cadena de montaje. Se comenzó su fabricación el 25 de julio de 1958; en los cinco meses que faltaban hasta completar el año, IKA lanzo al mercado 2.158 automóviles de este tipo. Cuando comenzó la fabricación del Carabela, Industrias Kaiser Argentina alcanzo su penetración mas acentuada en el mercado argentino de automotores. Ese año se produjeron 27.834 vehículos automotores de todo tipo, correspondiéndole a IKA de ese total, la cantidad de 22.612, o sea un 81%. En 1961 ceso la fabricación con un total de 8.025 Carabelas producidos.

.

NSU

NSU PRINZ

.

El 22 de Marzo de 1949 Autoar, Automotores Argentinos fue fundada por el industrial italiano Piero Dusio. Con una basta experiencia en su Italia natal donde había fundado la firma Cisitalia, Dusio se proponía fabricar sus autos en Argentina. La fábrica fue montada en la calle Almirante Brown 347 de la localidad de Tigre, al norte del Gran Buenos Aires.

.

Desde allí comenzaron a producirse a fines de 1951 dos modelos, una rural y una pick up con motor Willys. Sin embargo, las cifras de producción eran muy modestas y no superaban las 50 unidades por mes. Otro ambicioso proyecto era la producción de un monoplaza de Fórmula 1 con tracción integral y que había sido diseñado para Auto Unión en 1939 por Ferdinand Porsche.

.

Esta entrada fue publicada en industrias y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Nuestros Autos

  1. DIEGOFAURING dijo:

    Folmer Fauring ahora tiene 97 años, hace 17 años, desde que cumplio 80 siempre dice que le quedan 2 o 3 mas de vida, pero esta por llegar a los 100. Sigue vibiendo en Camarones, solo, su mujer Vera fallecio hace 15 años. Hace como mucho 3 o 4 años que no trabaja mas y vive de su jubilacion, pero hasta entrados los 90 siempre tuvo locos proyectos de trabajo como capturar pulpos para envasarlos y exportarlos o sacar guano de aves marinas con una lanchita. Navego y pesco hasta los 90. Su familia, que estamos en Bs As, queremos traerlo con nosotros, pero nos viene a visitar 3 o 4 dias en navidad y sale despavorido por el ruido y contaminacion de la ciudad para volver a su lugar en el mundo. Nacio en dinamarca, recorrio el mundo, participo en la resistencia contra alemania en la guerra, tuvo mucho dinero y tambien muy poco, y hoy esta acompañado de sus perritos en una casita en la meseta patagonica al lado del mar, muchos ya lo ven como un viejo medio loco, y otros se acueradn de que fue un pionero. Es mi abuelo.

  2. Daniel dijo:

    Jorge, si bien lo conoci a Fauring en su etapa posterior, ya con camionetas Chevrolet 10, su estilo de vivir y trabajar fue inconfundible. Trabajé en Camarones con él que era dinamarqués, su esposa Vera era húngara (como mi familia), el socio era Bernardo Mayer (alemán).
    Tengo excelentes recuerdos de mi vida en Camarones y Puerto Melo en los ’80. Eso de hacer naufragar en el mar vehiculos terrestres siguio siendo la tendencia, varios de los tractores Fiat pasaron por lo mismo, jaja . un abrazo

  3. jorge gabriel dijo:

    El Rastrojero me recuerda al señor Folmer Fauring, a quien conocí con una camionera igual que la roja de la imágen. Había llegado a Camarones, con su esposa, ambos de acento extranjero, habían dejado dos hijas en Buenos Aires, se instalaron a la orilla del mar, en un campamento construido en tiempo record, apenas habitable, hablaban siete y cinco idiomas, respectivamente, de modales muy finos, a él le llamaban «ingeniero». Muy navegante se lo veía al hombre, contrató muchos obreros y se dedicó a explotar islas con guano, que embolsaban, y remitían a lugares de exportación. Tenía un socio en Bs.As.
    que le envió algunas lanchas, botes, y demás herramientas para esa explotación para lo cual ya tenían los permisos respectivos. Volviendo al rastrojero, su vehiculo, un día, lo arrimó mucho al mar, este se descompuso, no lo pudo hacer arrancar, y el mar no lo perdonó. lo tapó totalmente, Al día siguiente lo enganchó con una yunta de caballos, lo llevó hasta el campamento, y en dos o tres dias, tenía rastrojero para su trabajo, nuevamente. Se murmuraba que el hombre con su familia eran refugiados de la gran guerra que terminó el 45.. (algo sobre un rastrojero) Jorge Gabriel

Los comentarios están cerrados.