Oficios antiguos

Oficios antiguos

El Escardador.

Por Jorge Sainz

Antiguamente por mi barrio se escuchaban distintos pregones de vendedores ambulantes que ofrecían sus productos y servicios.

Aun en algunos pueblos o ciudades del Interior se continúa con esta práctica.

.

Los que casi han desaparecido son los escardadores de colchones de lana.

.

Así también desaparecieron los colchones de lana,  por su costo y mantenimiento.

.

Recuerdo que mi madre hacia escardar todos los colchones de la casa una vez al año, o cuando estos estuvieran hundidos.

.

Que revuelo, ese día la casa se llenaba de polvo y pelusa, si bien el trabajo se hacia en el garage de nuestro hogar el polvillo llegaba a todos lados.

.

Luego de escardar, volvía a colocar la funda del colchón y a coser prolijamente sus extremos.

.

Para los chicos, una fiesta, para los grandes un castigo.

.

Los saludo afectuosamente

Jorge

Esta entrada fue publicada en Oficios y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Oficios antiguos

  1. Maria de las Mercedes dijo:

    Mis queridos amigos, si tienen noticias de algun escardador, por favor avisen. Porque el oficio honesto del famoso «colchonero», ya no tiene lugar en las ciudades, pero los únicos que no se enteraron son los fabricantes de futones. Dado que los primeros que se hicieron, hace unos años venian con colchon de lana y aun se siguen fabricando de esa forma, aunque ahora quedaron como la opcion económica, ya que aparecieron confeccionados en otros materiales, sin descartar los de lana.

    Pero ingresando en lo interesante de la necesidad anual, de abrir la lana de los colchones y su consecuencia. Donde habia niños la llegada del «colchonero», motorizaba la actividad infantil ,dando lugar a la creatividad, que la oportunidad ofrecia.

    En la casa de mis abuelos maternos, «tanos» el uso del colchon de lana no ingreso en la etapa del modernismo. Nosotros eramos 17 nietos, pero chicos aproximadamente la mitad y varones la mayoria. Si no querias quedar como ¡y… es nena!! sinonimo de aburrida, Nada, que era cuestion de seguirlos.

    Imaginense a mi abuela luciendo en la diestra el calzado y corriendonos a todos. Y a ella si, que no le hacia, si eras varon o mujer, en la confusion todo era posible. Hay que reconocer, que «los chicos/as» teniamos estudiado el escenario de combate y rotábamos la estrategia.

    El colchonero en tanto no se quedaba atras, en la amenaza, porque mis primos habian tomado prisionera «la funda» la que iba de mano en mano, e ida y vuelta, de la larguísima escalera de marmol de la entrada. El tan necesario hilo para el remate saltaba del carretel, al tiempo que iba formando telar de barandal a barandal. Destruidos pero jamas vencidos, capitulábamos a riesgo de dormir con las gallinas ¿? -a decir de ella- y sin cenar.

    Mientras la abuela , en calamitoso aspecto, desarmado su rodete, prometiendo mil y una cosa, de poco probable cumplimiento, (ademas de poco inteligible, dado la fatiga de la corrida), abandonada por sus fuerzas, se deja caer en uno de los sillones del patio al tiempo nosostros, de enderezarle el baton a flores, infructuosa busqueda de dar entre la lana con las peinetas para una mejor presentación -de ser posible- , era aplastada a besos para recompensarla

    A pesar de su genio insobornable, atinaba a pedir un vaso de agua y la pantalla, preguntando como cuanto tiempo aun, se demorarian sus tres hijas, en liberarla de nosotros.

    «Don Nicola» aprovechaba ese momento, para juntar todas sus cosas, contando con la colaboración de los rendidos. Para dar fin a la tarea.

    ¡Para el proximo año, nadie dudaba que a pesar de todo lo dicho y hecho, veríamos nuevamente a «Don Nicola» el colchonero, por la casa de los abuelos. Aunque a decir verdad ¡muy amigos no quedamos!! Pero la abuela le dio una buena propina. ¡Por las molestias !-que no se repetirán- prometia- acompañandolo hasta la puerta.

    Finalizada la tarde, habiendo llegado el momento de la partida, nadie se queria ir, sujetandola a la abuela de donde hubiere quedado lugar, y pudiera, abriendose paso entre brazos y manos de los otros oferentes.

  2. marta pastorini dijo:

    Todos los años mamá hacía escardar los colchones ya que en frente de casa vivía un italiano que era colchonero.
    Preparaba y cosía las fundas nuevas con cotí,tela rayada especial para estas.¡Qué lindo era acostarse sobre
    el colchón recién escardado!
    Mi hermana Mónica,ya la conocen porque cada tanto escribe un recuerdo,tenía una almohada de plumas,
    cuando le hicierón leer el almohadón de plumas de Horacio Quiroga,el susto que se llevó hizo que nunca más
    la usara.Mi papá y sus hermanos dormían en colchón de chala.Marta .

  3. miguelita dijo:

    El colchon de lana que era de mis padres , como estaba limpio,solo hundido,lo regale al ejercito de salvacion, me dio pena tirarlo cuando ellos fallecieron.
    Un saludo grande para todos mis amigos

  4. jorge gabriel dijo:

    Esta es una ranchera de Magaldi y Pracánico del año 1933 y como aludiendo a Oficio antiguo no lo ha superado el tiempo,

    por acá oigo pasar con su cornetita, el Afilador (cuchillos, tijeras etc.)

    Afilador,
    para tu cariño hallar,
    dale que dale a la piedra,
    que con tantas chispas
    ya la encontrarás,
    Afilador,
    no abandones tu pedal,
    que girando en tantas vueltas
    desde alguna puerta
    ya te llamarán.

    Yo busco una prenda
    para compañera
    y si es que la encuentro
    le juro quererla;
    entonces mi vida
    sería más bella,
    porque ya no puedo
    vivir sin amor.

    Jorge Gabriel

  5. miguel angel retrivi dijo:

    Bién Jorge: Por traernos a este » Arcón»…¡ Los Oficios Antiguos !…Contas en tú nota, que estos » Pregonaban» por las calles de nuestros queridos barrios, ofertando su mercadería y su oficio…
    Claro que en este «Oficio» ya no se va a escuchar más su pregón…Pero el recuerdo del polvo y la pelusa por la casa…

    …Si me perdonan… no es por » Agrandarme»…Pero yo los vivía por partida doble o triple…Ustedes recuerdan…¿ Donde vivía en mi niñez ?…¡ Claro que si !…En un hotel o casa de » Inquilinato» y la verdad les digo, era este el oficio que más veíamos, en aquél inmenso patio, ya que casi todas las semanas, acudían distintos » Colchoneros «, para reparar los colchones de cada una de las familias…

    …Y si de …¡ Pelusa hablamos !…JA, JA…No quieran saber ustedes, como quedaba ese patio, nosotros los chicos, lo que más esperabamos, era que el colchonero se ausentara hacia el baño…Y ahi…¡ Se armaba la fiesta !…

    Ya que nos tirabamos, sobre la montaña de lana recién escardada….¡ Que bronca !.. se agarraba este buen señor…

    Hasta el proximo » Sommier «…JA,JA. ( Como cambiaron los tiempos )…

    LITO de BERNAL

  6. carlosvonz dijo:

    Jorge, gracias por reabrir el capitulo de los oficios antiguos, hay muchos que como tu dices han desaparecido.
    Otros se conservan con artesanales.

    El que no afloja es el Sodero, repartidor que desde hace muchisimos años sigue firme trayendo sus sifones a los hogares, realmente un milagro de supervivencia.

    ¿ Recuerdan el sifon para preparar soda en la casa? aquel que venia con unas capsulas de gas??
    no me acuerdo de la marca.,,,. ahora me acordé era el sifon Drago.

    Carlos

Los comentarios están cerrados.