Recuerdos de Maria de Las Mercedes

Recuerdos de Maria de Las Mercedes

En referencia a la Nota de Mudanza 3 de Miguel Angel Retrivi

Lito, por unos años -no muchos- , tomé prestado tu barrio. En realidad lo conocí a mis cuatro años y como era muy compañera de mi abuela paterna (entrerriana casada con un español), solia ir muy frecuentemente de visita .

.

Un dia mi padre anunció nuestra mudanza por “tres meses”, a casa de la abuela, por refacciones de nuestro dpto- que se transformaron, en los años que llevó mi estudio secundario, porque no quise que me cambiaran de escuela. “Comercial Nº 6 “America” de Señoritas, sobre la avenida Belgrano y Pichincha.

.

Aunque luego nos trasladaron a todos a otro edificio, en Entre Rios e Independencia porque iban a tirar abajo el colegio. ¡Se movian los pisos cuando caminábamos!., ¡las puertas median mas de tres metros!! El ascensor imposible ponerlo en movimiento porque se destartaló cuando lo intentaron, quedando encerrada la vice rectora ¡¡Una pena tremenda!! tanto que salimos y apagamos la luz. ¡Pero regresamos a los pocos minutos! Recuerdo que tenía una salida por atras que daba a Venezuela-(donde estaba la enfermería, lugar tentador para desapariciones)-

.
En la esquina estaba la panadería de “Manolo”. ¡Idolo preferido absoluto! de todos los estudiantes, porque en su pequeño local tenia un telefono linea común, que todos usábamos dejando unas monedas a “criterio” rezaba el cartel escrito con lápiz por el dueño. La fila antes de entrar a clases era interminable. Cita diaria obligada del carrito del manicero. Otro juntar capital entre varios para acceder al cartucho de las preciadas vainas.

.
Sobre Belgrano estaba el Cine, que pasaba tres películas. Desde la boletería hasta el acomodador nos conocian a todos. Entonces se podía ir al cine, solo siendo chico, si lograbas reunir el dinero de la entrada que era poco pero igual pesaba.

.
La placita de la calle Alsina, a la que todos íbamos, y trepabamos los escalones  hasta llegar al mástil, no tenia entonces rejas circundandola.

.
Claro que recuerdo el festejo de Santa Ana, que decia mi abuela que era una tradición y que aun está vigente.¡las rosquillas!donde no faltaba un chico esperando detrás para tratar de tirar del hilo que las sujetaba. En su iglesia tomé la comunión y participe de la Acción Católica, que nos organizaba desfile y reuniones en el “Campito”, detrás sobre la calle Pasco, donde uds. han jugado al futbol-

.

(los usos y costumbres no variaron entonces y seguían jugando). Los varones pasaban y espiaban por la entrepuerta y nos hacían morisquetas y burlas por los preparativos nuestros. Volaban los cepillos peines y algun cubreropa. De puras quejosas, ya que había quien se llevaba una mirada especial.

.
No sé si muchos saben, que debajo de la iglesia Santa Ana, hay otra iglesia igual de grande, que era donde estudíabamos catesismo, las clases eran mixtas.

..Había estatuas abandonadas en el piso, y muchos recovecos entre  sombras y mas de uno salió sacudido, porque gustaban esconderse y asustarnos. Si los sorprendia la “cate” le imponía tales rezos que amanecían ahi, para disfrute de todas las niñas. Continuando por Venzuela, cruzando la calle,Pichincha abrió su almacen Don Gerardo, su hijo fue medalla de oro en el mismo edificio de mi escuela, ya que por la mañana, Funcionaba el comercial Jose de San Martín para varones.

.

Compartir pupitres, significaba abarcar la mejor red de correos establecida jamás.

.
“El Almacenero” promediaba los cuarenta y tantos, rubion de ojos verdosos muy claros venido de Galicia, con su esposa. Sus hijos nacidos argentinos, un varon adolescente y una niña de primaria.

.

Don Gerardo a las seis de la mañana salia a baldear la vereda. Luego levantaba la persiana, acicalado con su saco guardapolvo, que lucia impecable recien planchado por su esposa- dispuesto a atender al público, siempre .

.
Sobre el mediodía el hijo cambiaba el saco azul y corbata del colegio, por otro saco de trabajo como su padre e iba con la canasta ha hacer las entregas. Mas de una mama se veía obligada, a pedir entrega en domicilio porque su hija recordaba de pronto, tener mucha tarea escolar de urgente cumplimiento.

.

De la que aparentaba ocuparse sin perder de vista la puerta, donde asomaría el mechon rubio, caído al descuido sobre la frente debajo un par de ojos, que segun la opinion de todas eran los mas verdes, bellos,enormes, que arrancaban suspiros a su paso. Pero el, no tomaba nota (tampoco era sonzo), era el chico mas bueno, gentil y descuidado de sus cualidades, presto siempre a ayudar a quien lo necesitara. Y se tomaba su tiempo.

.
¡El Congreso! tengo una historia familiar especial con él, su bliblioteca y salones -sobre todo el salon Azul- fueron parte muy importante durante muchos años mios.

.

La Plaza a la que se enfrenta con su fuente y la escalinata en rotonda. Donde paseaba de niña de la mano de mi padre y luego adolescente su brazo me conducía entre las tantas conversaciones que hemos sostenido.

.
Los recuerdos surgen, y se van agolpando, tantos lugares, son demasiados sobrepasan espacio. Gracias Lito, por este viaje tan lindo a esos recuerdos.

Un cariño grande, Maria de las Mercedes

Únete a la conversación

6 comentarios

  1. Maria de las Mercedes, adelante estas en casa de amigos, amigos de la vida , la familia y los recuerdos

  2. Carlos, uds me brindan animo en esto de completar renglones, con sus lindas palabras.
    Muchos cariños

    M.M.

  3. Lito a tu ultima pregunta contesto ¡Dale!, sera un placer volver a degustarlas.
    A tus palabras para mi, mil gracias, me agrada mucho la gente, sus historias de vida, sus recuerdos y animarlos en esta ventura que es la vida, no siempre facil pero bella, tan solo hay que saber orientar la mirada.
    Pero vas a sorprenderte porque he de seguir usurpandote tu querido barrio, en el que aprendi a distinguir otros aconteceres, que tanto me enseñaron. Todo siempre se trata de un aprendizaje en este sendero de la vida.
    Cariños

    M.M.

  4. Coincido contigo Lito, es una alegria para el corazon leer a Maria de las Mercedes.
    Es mi deseo que nos siga deleitando con sus notas tan lindas.
    Carlos

  5. María de las Mercedes: …¡ Qué lindo nombre es María !… sin dudas era el nombre apropiado, para las » Chicas » de mi época y aún hoy este es que el invoco, cuando rezo y agradezco lo..poco o mucho recibido, dandole …¡ Gracias !…A Dios, María y Jesús, siempre en ese orden…y…. Ahora que leo tú comentario, donde cuentas que me » Usurpaste » mi barrio, me emociono, como emocionan todas las cosas simples, pero que salen del corazón…

    A mi me llena de orgullo, que mi historia de vida te haya » Emocionado», yo la escribo ( ya lo he dicho antes) tal cual como si estuvieramos » Charlando o tomando un Café», vos que escribis tan…¡ Lindo!…Y nos haces ver las cosas o lugares, con una sensibilidad tan exquisita, que hasta lo feo, lo vemos lindo…es para mi un elogio tú comentario

    Gracias Amiga, por recordar la Iglesia, las fiestas de Santa Rosa, su …¡ Patio de Juegos!…y… Hasta la historia de la Iglesia, que está debajo y que ya había olvidado…
    Fijate que estamos en el mes de Agosto y el día treinta es el Santo de la Virgen…¡ Que buena te salió esta nota !…

    Casi tengo ganas de realizar esta procesión..Huyyy…

    María ….¿Nos comemos unas rosquitas?…

    LITO de BERNAL