Recuerdos de un Paracaidista

Recuerdos de un Paracaidista

Autor:   Ricardo de las Heras

desde España

Fue un caluroso verano de 1963, en una obligada visita a la casa de campo en MADRID, donde casualidades de la vida  pusieron ante mis ojos un sueño, que meses más tarde vi cumplido, por que los sueños se cumplen, solo hace falta querer soñar.

Allí sobre las aguas del Lago de la Casa de Campo, se estaba celebrando una exhibición de saltos por la BRIGADA PARACAIDISTA DEL E.T.   sobre el lago de la casa de campo, era todo un espectáculo ver saltar desde el avión a aquellos jóvenes  sobre las aguas del lago, saliendo por aquella puerta del Avión JUNKER fueron cayendo sobre sus turbias aguas, algunos no tuvieron la misma suerte y terminaron su salto sobre la verde arboleda que rodeaba el lago sin mayores consecuencias, hasta que fueron rescatados y bajados a tierra firme.

.


Fue entonces una vez finalizado al acto, cuando pude acercarme a aquellos jóvenes valientes que minutos antes se habían lanzado desde un avión llamado JUNKER, bien vestidos y con una planta envidiable allí estaban como BANDERIN DE ENGANCHE, informando a los allí presentes de lo grande que era hacer el servicio militar en PARACAIDISTAS, 928 pesetas mensuales y 2 años de servicio, no he de negar que aquello me impresionó, yo quería ser paracaidista desde aquel instante, muy a pesar de que un paracaidista llamado Esteban de los que habían saltado, me aconsejara que no me alistara, pero cuando eres joven con 19 años no atiendes a aquellos que algo te quieren aconsejar, tras unos meses de reflexión comunicaba a mis Padres, mi deseo de ALISTARME EN LAS BANDERAS PARACAIDISTAS,

No me pusieron objeción alguna y unos días más tarde, me presentaba en el BANDERIN DE ENGANCHE sito en la calle Picos de Europa, en el puente de Vallecas en Madrid, para firmar mi alistamiento y compromiso por 2 años en la BRIGADA PARACAIDISTA, la suerte estaba echada ya no había vuelta atrás  y un 14 de noviembre de 1963.

.

En la ESTACION DE ATOCHA EN MADRID, me despedía de la familia y novia, rumbo a Murcia cargado de ilusiones a una aventura para mi desconocida.

.


Fue toda una noche viajando en un tren de los de aquella época, frio y destartalado, no había tiempo para el sueño, los recuerdos de la familia se agolpaban en mi mente y un mar de dudas rondaban por mi cabeza al pensar si sería capaz de saltar de un avión y volver a casa con el diploma de paracaidista.

.


A la mañana siguiente me presentaba en el cuartel de la U.D.I. unidad depósito instrucción en Murcia, ante el cabo de guardia, para dar comienzo  mi aventura y cumplir el compromiso con la BRIPAC, unos 50 días fueron los que allí estuvimos en el cuartel bajo el mando del Capitán Capaz, hasta completar un grupo de 98 voluntarios de diversas provincias, Madrid, Santander, Barcelona, Palencia y Guinea Española entre otras, para trasladarnos a la Escuela Militar de Paracaidismo MENDEZ PARADA en Alcantarilla (Murcia).

.


Ahora solo quedaba superar el curso, y conseguir el tan ansiado ROKISKI, que era el emblema soñado  por todo aspirante a Paracaidista, no fue un camino fácil como todo en la vida, ello tenía un precio y lograrlo solo estaba en nuestras manos, muchas pruebas físicas, salto a la lona, pruebas de balanceo, salto desde la torre y pruebas de arrastre, eran realizadas a diario, hasta que llegara el tan ansiado momento de saltar del JUNKER, sin embargo 3 compañeros del curso no pudieron cumplir su sueño, allí estaba aquel amasijo de hierro llamado TORRE,  la cual no pudieron, superar y regresaron a casa sin ver cumplido el sueño de ser paracaidistas.

.

.


Y por fin llegó el momento de de conocer a nuestro compañero de viaje, aquel viejo JUNKER, que a lo lejos veíamos a diario aparcado en la pista, nos sería presentado en un vuelo de adaptación para familiarizarnos con él, antes de realizar nuestro primer salto, con tan solo el paracaídas de pecho, un instructor  y 10 aspirantes (no había sitio para más) tomamos asiento en aquel viejo y destartalado avión, en unos instantes estábamos volando sobre el cielo de Murcia, y de uno en uno hicimos acto de presencia en la puerta de salida, de la mano del instructor que durante un corto espacio de tiempo tuvimos la ocasión de ver la zona de salto, donde saltaríamos posteriormente.

.


Unos días más tarde, se nos informa de nuestro primer salto a realizar, la noche anterior se hace interminable era imposible conciliar el sueño, conversaciones entre los compañeros y nuestra mente se dirige inexorablemente, a nuestras familias, a nuestros seres queridos, a los que un día les dijimos quiero ser Paracaidista, el miedo a lo desconocido no nos abandona esa noche.

.


Y llegó el gran día, el que sería nuestro bautismo en el mundo del Paracaidismo, subidos al JUNKER, este se elevó hasta alcanzar la altura establecida, silencio absoluto, rezos y plegarias en cada uno de nosotros, hasta que sonó la chicharra de aviso, todos en pie  y a la orden del jefe de salto, enganchamos los mosquetones del Paracaídas en el cable estático del avión, unos segundos después y a la orden del jefe de salto, saltábamos sobre el cielo de Murcia, los Paracaídas uno a uno se fueron abriendo, y aquella imagen que veíamos desde las alturas, sería imborrable para todos y cada uno de nosotros llegada a tierra felizmente, no sin algún que otro revolcón, propio de nuestra inexperiencia, instantes después nos fundíamos en un abrazo celebrando nuestro primer salto, de ese sueño que cada uno de nosotros llevábamos dentro, y  esa misma tarde en la centralita de teléfonos de Alcantarilla en Murcia, nos agolpábamos para llamar a nuestras respectivas familias, de que todo había salido bien,

.


Los restantes saltos, fueron similares al primero pero algo había cambiado, ya conocíamos el camino con el que tanto habíamos soñado.Con éxito superamos el curso, tras los 6 saltos establecidos en el curso, y llegó el momento de poner en nuestra vestimenta el tan ansiado ROKISKI, y el 14 de febrero de 1964, en un acto ante los militares que habían dirigido nuestros pasos, se nos hizo entrega, del título y emblema que nos acreditaba como PARACAIDISTAS DEL EJERCITO DE TIERRA recordándonos que a partir de ese momento, EMPEZABA LA VERDADERA MILI PARA NOSOTROS,(palabras que nunca olvidé) boinas al aire y regreso a casa con vacaciones, para incorporarnos 1 mes más tarde al cuartel Príncipe de Lepanto en Alcalá de Henares.



Ricardo de las Heras, curso 57 de Paracaidistas del E.T. 1963-65..

.

http://www.youtube.com/watch?v=gRQqEapG_mo

Esta entrada fue publicada en servicio militar y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Recuerdos de un Paracaidista

  1. Vuelvo otra vez a daros la lata,soy el cabo «ZARCO» sigo insistiendo en poder encontrar a alguno de mis compañeros de curso y de Bandera y compañia, recuerdo alguno de los compañeros que estuvimos en Murcia,Canarias y El Aaiun curso 58 14 Cia de la 3 Bandera año del 63 al 65, Elias Edo Nuño,Francisco Campos Molina, Luis Largo Garcia, Pedro Serna GARCIA, Andres Acosta Cepeda,El Rorro, Diocrecio Pertierra. Jose Blanco, Arevalo. Eduardo Chiarlone, Jesus Padrino,y mas que ahora no recuerdo sus nombres, algun hijo de estos o nieto me pueda contatar con ellos.» salvatore7@hotmail.es » un fuerte abrazo.

  2. SUSCRIBO TODO LO RELATADO POR RICARDO,A MI ME OCURRIO LO MISMO,YO ME CRIE EN ALCALA DE HENERES Y LO VIVI TODO DESDE ALLI.YO ERA MENOR DE EDAD Y MI PADRE NO ME DEJABA, PUES ANTES HASTA LOS 21 NO SE ERA MAYOR DE EDAD, AL FIN LO PUDE CONSEGUIR Y ME DIERON PERMISO Y ME ALISTE EN PICOS DE EUROPA. VALLECAS LLEGAMOS A MURCIA EL DIA 8 ENERO DE 1963 TRES COMPAÑEROS DE UN DIA CON MUCHO FRIO,ME ACUERDO QUE UNAS SEÑORAS QUE LE PREGUNTAMOS A LAA SALIDA DE LA ESTACION DONDE ESTABA EL CUARTEL DE LOS PARACAS.NOS DIJERON ¿.HIJOS SABEIS DONDE OS VAIS METER? PASAMOS UNOS DIAS MUY MALOS ERAMOS SOLO LOS TRES DE MADRID HASTA QUE LLEGARON MAS DE BARCELONA Y OTRAS PROVINCIAS,PASAMOS MUY MALOS DIAS DE ASPIRANTES NOS TRATARON MUY MAL LOS CLP, QUE ESTABAN A NUESTRO CARGO,AL FINAL FUIMOS 60 Y FUIMOS AL CURSO EN ALCANTARILLA. SOY DEL CURSO 58 Y DESTINADO A LA 3 BANDERA 14 COMPAÑIA ,SOY EL CABO » ZARCO » ESTUVE EN CANARIAS,EL AAIUN Y VOVI A MURCIA A LICENCIARME-POR ESO NO NO HEMOS ENCONTRADO PUES CREO QUE A RICARDO LO DESTINARON A OTRA BANDERA. LLEVO MUCHO TIENPO TRATANDO DE CONTACTAR CON ALGUNAS DE MIS COMPAÑEROS DE BANDERA Y COMPAÑIA, RECIBIR UN FUERTE ABRAZO DE UN COMPAÑERO QUE TIENE MUCHO ORGULLO DE HABER SIDO «P A R A C A»

  3. francesc Pardo Santacreu dijo:

    Bueno tu relato ma ha recordado aquellos tiempos soy del curso 96 estuve en la udi en el cuartel de Artilleria de Murcia esperando ir a la base de Alcantarilla te acuerdas del cabo aguilla cuadrillero bueno los trompazos que daban por diestro y siniestro se lo he comentado alguna vez a mis amigos y creen que es un rollo aventuras de los abuelos vamos clasicas BATALLITAS. Me destinaron a la tercera Bandera Ortiz de Zarate en Alcala de Henares llevavamos el pañuelo rojo te acordaras me licencie a los 24 meses y 11 dias estaba loco por volver a Barcelona-Tengo la suerte de tener Apurias cerca de barcelona y estuve saltando a nivel privado hasta hace 9 años muchos fines de semana me pegue una GUANTA como dicen en MUrcia y se acabo 2 meses concostilla y tobillo cascaos y se acabo. Te cuento con toda la fuerza miedo ilusion para conseguir el dichoso ROKISKI y lo perdi me encantaria comprar uno y no se como hacerlo en fin nRECUERDOS RECUERDOS…….Me llevaste muchos años atras con magnifica exposicion pero creo que deberiamos contar la verdad de lo que nos hicieron pasar AQUELLOS QUE CON UNAS ESTRLLITAS TENIAN DERECHO A DESTRZAR A JOVENCITOS DE 18 AÑOS.seguro que tu me entiendes. Recibe un fuerte ABRAZO. FRANCESC

  4. Ricardo de las Heras dijo:

    Estimada María de las Mercedes, quiero expresarte mis más sinceras gracias por tus palabras sobre mi relato en Recuerdos de un Paracaidista, las cuales me llenan de orgullo y satisfacción.
    Al respecto he de decirte que he leído con detalle cada línea de las que has escrito y por más y más que las leo me sorprendo de cómo se pueden decir tantas cosas bonitas en tan poco espacio.
    Yo siempre dije que los sueños se cumplen, para ello solo hace falta querer soñar, y cuando eres joven hay que arrojarse a soñar, hay que luchar por todo aquello que hayas soñado, y conseguirlo aun que el recorrido no sea un camino de rosas, yo me precio de haber sido un joven recto y disciplinado, en unos tiempos difíciles donde la ilusión estaba por encima de otros muchos valores, y supe siempre elegir siempre el mejor de los caminos, quedándome con lo bueno y desechando lo que para mí no tenía valor, y hoy me siento plenamente feliz recordando parte de mi juventud, donde practiqué el bonito deporte del boxeo, y abandoné el mismo, para ver realizado mi gran sueño de Ser Paracaidista y hoy 47 años más tarde sigo recordando con enorme ilusión mi alistamiento en la Brigada Paracaidista, donde un grupo de jóvenes allá por 1964 llegamos a La escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada, con una mochila llena de ilusiones y sueños y que en su mayoría vimos cumplidos.
    M.M. Desde este Madrid gélido, recibe mi más cordial saludo, y por favor no dejes de leer EN EL PRINCIPE DE LEPANTO, que recientemente he enviado y que Carlos Vonz ha publicado.
    Ricardo de las Heras.

  5. Maria de las Mercedes dijo:

    Hermosa historia de vida, relatada paso a paso, con autentica realidad, que nos ha permitido seguirlo en la experiencia que marcó su destino. Porque, hay que arrojarse a lo desconocido y seguir adelante con el proyecto! No cualquiera, lo elige nuevamente, para transformarlo en una ocupación permanente y obligatoria.

    Conozco esa sensación que describe Ricardo, en una actividad, poco usual para la mayoría, embriaga y nos dispone, a ser dueños del aire que nos sostiene. Emoción que hace que el latir del propio corazón se escuche. El gancho sobre el riel, la adrenalina al máximo y el espacio liberador. Más aquí en Ricardo iba en procura de un fin mayor. Abrazando una honrosa vocación de servicio. Dado que de ahí en más, el fin ultimo es “los otros”, “por y para los otros”.

    Esta historia, deja una enseñanaza, no solo para los más jóvenes, “para todos a toda edad”, no decaer en el empeño, no renunciar. Todo es posible con voluntad, trabajo y perseverancia. Pensar en hacer realidad un sueño, es “alentar” la vida, siempre es tiempo para llevarlo adelante.

    Por otro lado, este rico intercambio de historias de vida que tiene lugar en el Arcon, nos permite esta amalgama de sentimientos repartidos, entre un lado y el otro del Atlántico. Desde donde las raíces, de muchos de nosotros proviene, con seres queridos en ambos suelos, denotando nuestros ojos la añoranza de su presencia intentando orientarlos hacia el espumoso mar turquesa, que baña sus costas. Será entre uno y otro oleaje que les traslade, nuestro profundo reconocimiento, por ese suelo lleno de historias de gente como nuestros abuelos.
    Luego el devenir en este mundo circular, donde las historias se repiten, “historias nuevas”, navegaron las mismas aguas, atravesaron los mismos cielos, para convertirse en la tierra, de algunos de nuestros hijos y nietos.
    Cariños y ánimo a Ricardo, que más que gélido es casi frío antártico.¡¡No hay donde aterrizar!! .

    Lito, esperamos disfrutar esa reedición de la Avenida de Mayo. De esos tiempos lindos, de «La Calle de Los Españoles!

    Cariños
    M.M.

  6. Ricardo de las Heras dijo:

    Mis queridos e inolvidables amig@s Miguelita, Carlos y Miguel Angel o mejor dicho (Lito de Bernal) es para mi un verdadero honor estar con todos vosotr@s de nuevo, trás un año que a toda velocidad deseo borrar.
    Digo que es un honor, pués no todos pueden expresar sus vivencias pasadas hace ya algunos años, muchas de ellas buenas y otras para que negarlo, no tanto pero al fin todas vividas, en ese ARCON DEL RECUERDO, donde un dia Carlos me abrió sus puertas y me permitió recordar aquellos años cargados de sueños e ilusiones donde la juventud nos lleva en volandas a explorar terrenos desconocidos en cada uno de nosotros, yo quise de joven ser boxeador y durante un tiempo viví una gran experiencia en este bonito deporte, pero el destino quiso ponerme ante mis ojos algo diferente y con mucha pena deje el boxeo para incorporarme a las Banderas Paracaidistas. donde presté mi servicio durante 2 años, y allí dió comienzo la COLIMBA, creo recordar que esta frase pertenece a LITO, no lo recuerdo muy bien, fueron 2 años sin duda dificiles, duros y hasta diria que de una disciplina fuera de lo normal, pero a pesar de todo ello me quedo con lo bueno, con la experiencia de haber saltado desde un avión, y haber servido en el mejor cuerpo, que un soldado haya podido soñar, y ahora pasados 47 años poder relatar y recordar mi paso por la BRIPAC.
    Con un afectuoso abrazo me despido de todos

  7. miguelita dijo:

    Ricardo es la suya una nota muy interesante, estoy conociendo algo sobre una actividad hasta ahora que solo vemos en alguna pelicula , leer como son los inicios de un paracaidista llena de emocion, hay que tener mucho coraje para hacer un salto al vacio, bueno debo suponer que los 19 años le dieron ese empuje para salir del folker y llegar a tierra sanito, muy bueno,
    Miguelita

  8. miguel angel retrivi dijo:

    ….¡¡ Bravo Chaval !!…¡ Que bueno tu regreso !…
    Sinceramente Ricardo, es una alegría el echo, que te contemos nuevamente entre nosotros, casualmente se nos ha ocurrido, hace unos días atrás, reeditar aquella nota mía, de la Famosa Avenida de Mayo..¡» La Calle de los Españoles!.

    Y ahora nos sorprendes tú, con esta nota tuya, no me queda más que agradecerte, tú regreso a esta pagina…

    Y esperamos que nos sorprendas, con cada uno de tus recuerdos, ya por los juegos, los amigos, tú escuela, el barrio de tú infancia y/o adolescencia, así aquellos que jamás fuimos España y que quizás tampoco la haremos, no por falta de ganas, si no por la de » Medios»…

    Nos extasiaremos con cada anecdocta tuya, que seguro nos sorprenderán…Viniendo de tan «Grato País»…

    …¡ BIENVENIDO NUEVAMENTE !…»Ricardito»…

    LITO de BERNAL

  9. carlosvonz dijo:

    Gracias Ricardito, te digo asi ya que cuando nos conocimos o fuimos vecinos eramos muy pequeños, un abrazo y gracias por estar con nosotros
    Carlos

  10. Ricardo de las Heras dijo:

    Una vez más, quiero dar mis más sinceras gracias a Carlos Vonz, y por supuesto a todos aquellos que haceis posible la existencia del Arcón del Recuerdo, y prometeros que seguiré colaborando humildemente con todos vosotros.
    Desde este Madrid gelido os envio un afectuoso saludo y abrazo.

Los comentarios están cerrados.