Regimiento de Granaderos a Caballo «General San Martín»

Regimiento de Granaderos a Caballo «General San Martín»

16 de Marzo de 1812 – Creación del Regimiento de Granaderos a Caballo

Regimiento de Granaderos a Caballo «General San Martín»La historia del Regimiento comienza juntamente con la aparición de San Martín en el escenario americano, apenas dos años después del grito de rebeldía de mayo de 1810. Con fecha 16 de marzo el gobierno superior provisional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, con las firmas de Chiclana, Sarratea y Rivadavia, expide el nombramiento efectivo de José de San Martín como Teniente Coronel de caballería y “Comandante del Escuadrón de Granaderos que ha de organizarse”, el que sería a lo largo de la tenaz lucha emprendida contra el poder real, el alma y el cuerpo vertebral del éxito del pronunciamiento revolucionario.

La razón de la formación del Escuadrón de Granaderos a Caballo en aquel año y oportunidad no constituye una cuestión de mera rutina en el planeamiento de la estructuración de la fuerza armada que necesitaba el país.

Si bien las evidentes necesidades políticas del desarrollo del proceso revolucionario imponían la creación de mayores contingentes de tropas, dada la amplitud y existencia de varios teatros de operaciones, donde se luchaba encarnizadamente con los realistas la organización del escuadrón de granaderos tiene un significado especial y particular.

Para la concreción del mismo, San Martín había expuesto detalladamente ante el gobierno la necesidad de formar un cuerpo modelo, donde privara la calidad humana de sus integrantes sobre la cantidad, de tal manera que dotándolo de un espíritu, fuera el núcleo de un ejército disciplinado y moderno, capaz de combatir con todas las probabilidades de éxito contra las veteranas fuerzas del rey.

Además, la aguda percepción político-militar sobre su patria, de su territorio, de sus posibilidades, de la idiosincrasia y aptitudes de sus habitantes, como de la extensión de sus líneas de operaciones le señalaban, sin ninguna duda, la materialización de esa idea en un cuerpo de caballería, que ya en los campos de batalla de Europa había demostrado todo su valor y potencialidad.

Conviene acotar, como muy bien lo señala el Teniente Coronel Anschutz, en su “Historia del Regimiento Granaderos a Caballo”, la razón por la cual aparecía la creación de una unidad orgánica, sin las formalidades de un decreto o resolución específica.

“En los albores de nuestra nacionalidad – expresa – era una modalidad de parte de los hombres de gobierno, cuando las necesidades de Estado o de guerra exigían la creación u organización de varias unidades, buscar en principio a los jefes que las iban a comandar, extendiéndoles el despacho de tal en la unidad que a partir de esa fecha se iba a formar. Cada jefe proponía en una lista sus colaboradores inmediatos y aún los oficiales que conocían, o se los habían recomendado.”

Formaron en el núcleo inicial de aquel escuadrón, que sirviera de base para la integración del regimiento, el cual puede darse por constituido como tal en mayo de 1812, los siguientes jefes y oficiales:

En la plana mayor como Comandante el Teniente Coronel don José de San Martín; el Sargento Mayor don Carlos María de Alvear; el Ayudante Mayor don Francisco Luzuriaga y el Portaguión don Manuel Hidalgo.

El escuadrón, dividido en dos compañías, estaba integrado así:

En la primera el Capitán don José Zapiola, el Teniente don Justo Bermúdez y el Alférez don Hipólito Bouchard. En la segunda el Capitán don Pedro Vergara, el Teniente don Agenor Murillo y el Alférez don Mariano Necochea.

Como puede apreciarse, ya figuraban nombres que después, con el correr del tiempo, se harían ilustres en la historia de la patria. En total, el número de efectivos del escuadrón era de dos jefes, ocho oficiales, nueve sargentos, un trompeta, tres cabos y treinta y un granaderos.

Marcha de los Granaderos Reservistas

¡Granaderos Reservistas!
Orgullosos de la Nación
Los templaron las conquistas
Del servicio a su escuadrón.

Hoy sus hijos y sus nietos
Bravíos los ven pasar
Y recuerdan asombrados
Relatos de años sin par.

¡Granaderos Reservistas!
Escolta Presidencial
Son custodios de los valores
Que San Martín nos supo legar.

Hoy la Patria agradecida
Homenaje a su tesón
Reincorpora Reservistas
Y enciende el corazón.

Desfilan con hidalguía
Y al volver la vista atrás
Camaradas y alegrías
Los vuelven a emocionar.

Letra: Horacio Formica
Música: Capitán Antonio Troncoso

Fuente
Leoni, Luis – Historia de una epopeya – Instituto Nacional Sanmartiniano
Portal www.revisionistas.com.ar
Urueña, Pedro Alberto – Asociación de Granaderos Reservistas de la República Argentina

Urueña, Pedro Alberto – Asociación de Granaderos Reservistas de la República Argentina

 

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar

 

Esta entrada fue publicada en heroes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.