Teresita y Santinito

Teresita y Santinito

Cuento.

Hemos escrito varias historias sobre gente sin historia.

Siempre pudimos rescatar del paso por la vida  de estos  personajes, acciones, hechos notables, momentos en la  vida familiar, su desempeño  en la comunidad,  actividad laboral, social. Glorias y pesares que los marcaron e hicieron trascender.

Seres amados,  o recordados por sus acciones.

En el caso de Teresita y Santinito,  luego de repasar mentalmente su trayectoria, debo confesar que no encuentro algún valor especial  que los hubiera distinguido.

Ni para bien, ni para mal.

En algunos lugares del interior, se acostumbra o acostumbraba a decir unas palabras en el momento de sepultar a un fallecido.

Casi siempre encargaban esta tarea a un vecino del pueblo que tuviera facilidad para la palabra justa, esa palabra que hace llorar,  o reír, esa palabra que era exactamente lo que la gente que formaba el cortejo esperaba escuchar.

Un momento en el cual se resalta, que ese que se va, fue buen amigo, buena esposa, buena novia, padre, hijo, vecino, compañero solidario, nunca una mala acción.

Es como si el hecho de pasar a mejor vida nos purificara de las turbias acciones de nuestra vida.

En Mataderos había un tal, Juan Palumba, quien se encargaba de  armar la historia  de vida de quienes habían partido, utilizando a ese efecto los mejores adornos para hacer una presentación oral, y dejar además una placa recordatoria con sus  memorias.

Teresita y Santinito:

Sin animo de ofender a estas buenas  personas, trataré de describir sus acciones, dejo a ustedes la tarea de juzgar por lo narrado, ¿cual fue el,  o los hechos que los destacaron, sacándolos del anonimato?-

Teresita:

Hija de padres inmigrantes  Italianos, nació en el barrio de Almagro en 1920.

Tuvo dos hermanos, José y Ema, ambos mayores que ella.

Trabajo en el Ministerio de Salud Publica como visitadora social.

No se caso,  nunca tuvo novio, solo alguien que no llegó ni siquiera a concretar su primer salida. Ese Alguien se llamo Santinito.

Pobre solterona te has quedado
sin ilusión, sin fe…
Tu corazón de angustias se ha enfermado,
puesta de sol es hoy tu vida trunca.

No fumaba ni tomaba no tenia vicios.

A la partida de los padres, el hermano  fue el sostén y administrador del hogar y de la vida de las dos hermanas. Luego se fueron Ema y José.

Teresita, sola,  debió consultar a vecinos y amigas para que la ilustraran sobre que era un impuesto o consumo y como se pagaban las cuentas. Donde se compraban las provisiones,  y muchas cosas más.

No vamos a decir que vivía aislada, si diremos que su vida estaba programada y dirigida por su hermano.

En su vida nunca  concurrió a un ginecólogo, según contó a la edad de 60 años, ningún hombre le había puesto sus manos encima, ni ningún otro miembro del cuerpo humano.

Como correspondía  a su creencia religiosa, había hecho votos de castidad.

Esperaría casta hasta el matrimonio, el cual nunca llegaría.

Renuncio a su trabajo de visitadora social, cuanto desempeñando su función, tuvo que acompañar a un policía a una modesta vivienda encontrándose con un hombre tomado y  totalmente desnudo.

No viajaba en taxis para que no la vieran sola con un desconocido.

Amante del cine y en especial de una película,  “La Novicia Rebelde “

La cual vio 14 veces, mimetizándose con el personaje de Julie Andrews  “María” creyendo que ella vivía esa realidad en la casa de la familia Von Trapp

Mientras cantaba en ingles esta canción de la banda sonora de la película

The hills are alive with the sound of music
With songs they have sung for a thousand years
The hills fill my heart with the sound of music
My heart wants to sing every song it hears

My heart wants to beat like the wings of the birds
that rise from the lake to the trees
My heart wants to sigh like a chime that flies
from a church on a breeze
To laugh like a brook when it trips and falls over
stones on its way
To sing through the night like a lark who is learning to pray

I go to the hills when my heart is lonely
I know I will hear what I’ve heard before
My heart will be blessed with the sound of music
And I’ll sing once more

No sabia que quería decir pero leyó la letra  durante varios años hasta que aprendió a cantarla en ingles con la pronunciación que escuchaba de un disco long play.

Vivió siempre en su casa natal  hasta la edad de 65 años.

Santinito:

Nació en Mataderos  allá por 1930.

Su madre, Ángela,  soltera, hija de Italianos lo tuvo en el hospital. Salaberry.

Para evitar la vergüenza de una hija soltera,  embarazada,  contaron sus padres  en el barrio que ese día 12 de Julio de 1930, Vicente su novio venia para casarse con ella cuando murió en el accidente del tranvía que cayo al riachuelo.

Los vecinos de la calle  Timoteo Gordillo,  no quedaron muy convencidos de la tragedia, pero al menos  el buen nombre de Ángela, quedo a salvo.

Sin embargo, Santinito recibió el  apodo  de “el hijo del tranvía “

Ya siendo adulto, soltero, entro a trabajar como acomodador en  un cine de barrio.

Se desempeño durante  3 años  sin llegar a conocer la ubicación de cada butaca.

Una noche ubico a una señora muy gorda haciéndola sentar en el único lugar libre de la fila, justamente en el medio

Rato mas tarde, ya comenzada la proyección, llega el espectador que realmente tenia esa ubicación,dado cuenta Santinito del error , comenzó a llamar en voz alta a la señora para cambiarla de lugar, recibiendo chistidos de los espectadores.

Ella debido a su obesidad debió hacer levantar a unas 20 personas hasta llegara al pasillo.

Finalmente Santinito la ubica en otra platea que lamentablemente tampoco era la reservada. , debieron encender las luces para que se pudiera ordenar esta situación

Este fue su único y ultimo trabajo.

Santinito, al igual que Teresita, carecía de vicios,  cero alcohol, ni cigarrillos, ni mujeres ni juego. Su única pasión era tomar naranja bilz  y  leche con cascarilla los sábados a la tarde.

Unos vecinos  de Santino,  que conocían a Teresa, le armaron un encuentro con la idea de lograr formar una pareja de “solos difíciles “

Santinito debía pasar a buscar a Teresa por su casa de Lambaré al 900.

Primer Intento

En este primer intento Santinito llama telefónicamente 1 hora antes del encuentro para decirle a Teresa lo siguiente:

—-Hola, habla Santinito,  vos sabrás disculpar esta tragedia, quería avisarte que hoy no puedo ir, hace mucho frío y me está doliendo la garganta, además tengo los pies fríos.

Segundo Intento.

Santinito  llama a Teresita  2 horas antes de salir.

—–Hola Teresa,  el viento está arrojando el polen de los plátanos y estoy muy  tomado por la alergia, ni bien pasen los vientos no veremos.

Tercer Intento

——Teresa, lamento no poder ir a verte, ¿ sabes?. Me estaba poniendo los zapatos y al agacharme me quedé duro de la cintura, no puedo moverme., te pido si conoces a algún medico me lo envíes a mi casa, el portero le abrirá la puerta.

A cada llamado Teresita aceptaba con resignación  comprendiendo el drama de ese pobre muchacho.

.

El cuarto intento fue hecho por Teresita,  quien tomó mucho valor y lo llamo por teléfono.

—-Hola Santinito, soy Teresita, he sacado dos entradas para ver la novicia Rebelde en el cine Gran Callao, te parece bien si nos encontramos en la puerta del cine.

Hubo un silencio interminable, luego Santinito habló.

—-Perdóname Teresita, esa película la vi el año pasado y  a mi no me gustan las musicales,  nos hablamos la semana próxima.

Demás está decir que aquí terminaron los intentos de formar pareja.

Santinito  vivió  algunos años más que Teresita, finalmente partió sin lograr el encuentro con Teresita.

Ahora si pretendemos pedir a ese vecino  Juan “Palumba” que haga un borrador para decir algo en publico sobre las vidas de Teresita y Santinito,  creo que lo pondríamos en   un gran brete.

Sin embargo la creatividad de Palumba,  no tiene límites.

El diría:

——Aquí yacen los restos mortales de Teresita y Santinito, emprendieron un camino  que los llevarían a su unión y felicidad.

Fue voluntad del supremo que no las  hallaran en esta vida.

Pero sabemos que hay otra vida, y a esa están convocados para amarse y respetarse hasta que la muerte los vuelva a separar.

Esta entrada fue publicada en cuentos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Teresita y Santinito

  1. miguelita dijo:

    Como me hicieron reir , que lindo cuento.
    Felizmente el que les dio la despedida tenía mucha imaginacion, a mi no se me hubiera ocurrido nada para decir, salvo que fueron inocentes.
    miguelita

  2. carlosvonz dijo:

    Omar, te agradezco pero yo soy como los guitarreros, toco de oido, y soy mas un cuenta cuentos que escritor.
    Un abrazo
    Carlos

  3. carlosvonz dijo:

    Omar Belluscio dijo:

    Carlos,te conozco desde hace muchos años y recién ahora estoy conociendo tu fibra de escritor. Me encanta la forma que tenés para relatar o dar vida a un tema. Creeme que me sorprende cada publicación que efectuas. Te felicito,un abraz.Omar
    25/07/2012

    omarbelluscio@yahoo

Los comentarios están cerrados.