Turista Anticuado visita Mar del Plata

mar_del_plata_1929

Les  voy a relatar  las experiencias vividas por un turista  que vuelve a  visitar “la feliz” luego de muchos años.

Mar del Plata recibe  varios apodos,  Mardel,  Marpla, la feliz, la Perla del  Atlántico.

También se la identifica dentro de las ubicaciones portuarias  como   “MDQ. “

Denominación en el organismo  IATA – International Air Transport Asociación, que tiene  un código de identificación de 3 letras para cada aeropuerto del mundo, y MDP ya estaba asignado

 

Para  nosotros Mar del Plata sigue siendo MDP.

Retomando  el tema.

Mis  primeras vacaciones fueron en la década  del 40 y 50, con mis padres.

Posteriormente en los  60  algo más independiente,  hasta los 70.

Luego de estos periodos solo volví muy brevemente, más de paso que de vacaciones.

La semana pasada,  exactamente el  jueves 5 de diciembre salí para la feliz.

Lo hice en auto, si bien recuerdo esos  viajes en  Micromar, cuya terminal estaba  a metros de la estación Constitución.

MICROMAR

Algunos pocos viajes  los hicimos en tren y muchos  en  el Pontiac modelo 1948 ,que viajes aquellos,  transitar por la ruta provincial nro. 2 un carril para  ir otro para volver, años, muchos  años así, corriendo riesgos para llegar hasta nuestro anhelado destino, Mardel.

Carlos_y_Dardo_en_Moron_ao_1947_circa_Small

Historia de la Ruta 2

La ruta provincial 2 ha cumplido 75 años. ¿Quién no la ha transitado alguna vez en cualquier época del año, para disfrutar de unas merecidas vacaciones después de un año de trabajo duro?  Aprovechar un fin de semana largo o simplemente para alguna escapada al casino.

Esta ruta tiene nombre y tiene historia. En 1942, una ley provincia la denominó “General Bartolomé Mitre”. Fue construida a instancias de la ley 11.658, por la cual la flamante Dirección Nacional de Vialidad debía hacer un estudio general de las necesidades viales del país y proyectar la red y construirse.

 

Corría el año 1932. Tuvieron que pasar 6 años para que la ruta fuese inaugurada en su recorrido total, es decir en sus 404 kilómetros.

El costo y la forma de financiar los trabajos planteó un solo problema, al que se le dio solución a través de un convenio concertado con el gobierno de la provincia de Buenos Aires, por el cual el organismo nacional tomaba a su cargo la ejecución del tramo Capital Federal- Dolores y la provincia el comprendido entre Dolores y Mar del Plata.

Un día caluroso día de  enero de 1938 se inauguraba el primer tramo y el 5 de octubre del mismo año, el segundo tramo. Todos los trabajos quedaron terminados bajo la presidencia del Dr. Roberto M. Ortiz, siendo gobernador de Buenos Aires el Dr. Manuel Fresco.

En efecto: el 5 de octubre de 1938 fue inaugurado el tramo pavimentado Dolores. Mar del Plata, cuya construcción en hormigón armado, a cargo de la provincia, tuvo un costo de 11.087.259 pesos, provenientes de recursos propios y de los que le correspondiera por la ayuda federal.

 

Ahora tenemos la ruta concesionada  con sistema de  “peajes”, se viaja más seguro, si bien la cinta asfáltica no está muy bien conservada, podemos decir que hemos contribuido ampliamente a la construcción y mantenimiento de las mismas, con  recursos de los propios turistas.

Por un momento traté de recordar si en  la ruta desde Salta a Cafayate, hubo peajes?. Creo que no lo mismo desde Purmamarca hasta las Salinas grandes, caminos  serpenteantes de montaña  excelentemente conservados.

 

Bueno esto es otro tema que da para mucho, sin olvidarnos de las funciones de  vialidad Provincial o Nacional e impuestos varios que ya abonamos.

En fin como  el viejo dicho  “Al que  quiera  Celeste que le cueste”. celeste del mar,  del cielo, de nuestra  bandera , celeste y bello al fin.

Retomando el  camino a la ciudad feliz, y  casi sin darme cuenta  estoy en la rotonda de Alpargatas,  así con ese nombre la recuerdo.

Luego llegando al  kilometro 70 más o menos comienzan a verse a ambos lados del camino, los clubes de campo, spa, golf, lagos,

¡QUE ME CONTAS!

Casi sin darnos cuenta pasamos el rio Samborombon y nuestra primera escala  es el Parador Atalaya, imposible dejarlo Atrás.

En Atalaya están  festejando los  71 años.

atalaya

Fundado en 1942, en la ciudad de Chascomús, Pcia. de Buenos Aires, el Parador de ruta Atalaya surge como un emprendimiento familiar dedicado a la elaboración artesanal de productos de pastelería y gastronomía. Esto se ha mantenido a través del tiempo y hoy constituye una de sus marcas de identidad. La  fachada se conserva igual desde sus inicios.

Un rico café con medialunas,  visita al sanitario y a seguir la marcha, felizmente está fresquito si bien muy ventoso como es habitual por esa zona.

Hasta ahora vengo bien, acostumbrándome   a la señalización,  velocidad máxima, mínima,  radar,  cruce,  giro para retomar ruta,  en  general  la gente respeta los límites. Pienso que  lo hace más por un tema de conciencia, seguridad, que por las jugosas multas.  Todos queremos llegar felices a la Feliz.

A la antigua,  la próxima parada Dolores,  un breve descanso, caminar algo para seguir el consejo de los que  saben. Esta parada me  trae recuerdos,  todas las cosas que debíamos llevar en el auto, además de controlar  niveles de combustible, aceite , aire en los neumáticos,  antes también   se acostumbraba a  quitar la tapa del  radiador  para verificar si tenía suficiente agua , más de uno se quemaba con esta operación por no esperar a que se enfríe  y  parar  el motor.

Balizas a kerosene con fósforos, que  luego, según ordenanzas debían ser de madera, matafuegos, y artículos varios para emergencias, botiquín de primeros auxilios,  lamparitas de repuesto,  alambre dulce,  infaltable para solucionar todo, cinta aisladora, cable, cadena de remolque y mil cosas más.

Hoy con los nuevos vehículos, salimos a la ruta solamente con la documentación, sin preocuparnos por  la salud del  auto. Solo combustible.

surtidor

Ahora si  directo a Mar del Plata.

Llegando al km 400, comienzo a buscar el arco de entrada a Mardel,  ese arco que estaba ubicado cerca de la policía caminera y que según creo decía Bienvenidos  a Mar del Plata. Allí se contabilizaba quien era el primer auto que entraba a la ciudad a las cero horas, del primer día del año. Algunos  que llegaban antes  hacían tiempo en la banquina, para estar  justo a la hora del festejo.

No vi el arco, ya no está más, ahora hay otro sitio de  Bienvenida en la rotonda de ingreso por la Avenida Constitución. Al  anterior  no le daría el  ancho para que la nueva ruta pase por debajo.

800px-Autovia_2_and_Constitucion

Ahora  si tomo por Constitución directo hasta la costa,   a pocas cuadras de andar se ve el hermoso mar que se une con el azul del cielo.

Mi primer día en la ciudad feliz.

CARLOS PLAYA 1

Un hermoso día, un mar sereno,  llego la hora de salir a redescubrir  Mardel.

Que mejor que  comenzar por los lugares más distantes,  las playas del sur, edificios y lugares de  interés.  Cámara en mano comienzó a transitar por la  Avda. Colon.

 

 

DSC06777

A  doscientos metros de mi  alojamiento me encuentro con villa Ortiz Basualdo, hoy restaurada y convertida en museo municipal.  Una joya que se puede visitar. Decimos  sobre  la Villa, que esta residencia veraniega constituye uno de los últimos testimonios de la arquitectura pintoresquista de principios del siglo XX en Mar del Plata. Lleva el nombre de la familia propietaria, los Ortiz Basualdo, originaria de la Capital Federal, que la habitara cada verano entre 1910 y 1970. Su recorrido evoca los usos y costumbres de los primeros veraneantes. El edificio fue proyectado en 1909 por los arquitectos Luis Dubois y Pablo Pater y construido por Leandro Bianchini, siguiendo las corrientes estilísticas inspiradas en los castillos de Loire (Francia)

DSC06773

Luego de contemplar esta maravilla retomo la marcha por  la Avenida Patricio Peralta Ramos, que hacia el sur, cambia su nombre, según registros se denominó  Costanera Sud hasta  Julio de 1935, luego  Avda. Martínez de Hoz, y actualmente Avda. de los Trabajadores. Si bien muchas direcciones publicitan hoteles y propiedades con el segundo nombre.

Próximo destino el Faro, y  las playas  concesionadas, con tranqueras que se abren para caer directamente a la boletería.   Continúo marcha para detenerme y contemplar la Panorámica Barranca de los Lobos.

Buscaba el acceso a playas por la escalinata en caracol que nos llevaría  hasta las rocas, donde se observan las rompientes,  un lugar muy bello. Debo confesar que no ubique la entrada, por tal motivo debí preguntarle a un  peatón.

Me dijo, —“La entrada es por una calle de tierra y ripio, allí encontrarás a un cuidador.”

La huella me llevo directo hasta un “trapito”, tantos kilómetros para caer en sus manos.

En este caso el personaje era realmente un trapito “cultural”,  me indico que debía seguir cien metros y allí tendría una visión de la barranca. Llegue hasta un pastizal lleno de basura, bajé tome una foto y de vuelta a la entrada.

DSC06787

— ¿Dígame, donde está la escalinata  que baja hasta las rocas?, yo recuerdo que venía a pescar cuando el mar estaba tranquilo?

——No, eso hace años que no está más,  el mar barrio con todo cuando se produjo  una gran sudestada, luego quedo abandonado,  allá  abajo hay unos bañeros, fíjate las banderas,  y la playa es lo único que queda, pero se ingresa más adelante.

Le extiendo un billete por el asesoramiento y esta acción se cruza con una  pregunta de su parte.

— ¿sabe que soy yo?

—- Nó,  sos ¿jardinero?

—-Nó,  yo me dedico a la  numismática, tengo fortuna en monedas, una sola la más antigua y única vale lo que un terreno aquí en esta zona,  cientos de miles.

Así continuó la charla. Por respeto detuve el motor y deje que este personaje me  cuente su vida desde su ciudad natal Gral.Acha, La Pampa, si bien toda la información era precedida por una  pregunta de su parte.,  Cuando tomó aire para incorporar oxigeno a sus pulmones, aproveche para despedirme.

Sin nada más par ver por allí, retomé  la marcha hacia el puerto. La idea era ingresar a la escollera sur hasta el final, un camino, roto, abandonado, lleno pozos y agua. Al fin estaba en las escalinatas, desde arriba podía ver toda la costa de la ciudad y sus balnearios.

De frente la escollera norte, con una decoración lamentable, pintadas con el nombre de un  representante sindical portuario,  seguramente  ese señor que  se postula  para algún cargo, poco le interesa la belleza de la zona. Según me informé, Jorge Frías encabeza la   Asociación de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca en Mar del Plata.  ¡Gran  respeto por la Ciudad  y su gente ¡

DSC06804

Miro el reloj, ya eran las 12,30,  directo al Puerto a degustar unas ricas rabas acompañadas por un buen vino. El sector restaurantes ofrece muy buena atención, lugares limpios, salones con aire acondicionado y principalmente muy buena comida, gran variedad de mariscos, y todo lo que quieras comer.

DSC06806

No sé si aun se podrán  comprar pescados cuando arriban a  dársena las lanchas pesqueras.

Segundo día en la feliz.

CARLOS PLAYA 2

Punta mogotes,  playas de recuerdos de mi niñez,  cuanto han cambiado, los  balnearios,  encadenados e interminables, con una gama de servicios para todos los gustos y necesidades. Destacándose entre otros los del A.C.A, que  ofrecen carpas sombrillas, restaurantes, estacionamiento cubierto, y múltiples servicios  para hacer una estadía muy placentera.

Aprovecho la charla con la administradora de un balneario, (quien  se acerca a  ofrecerme  la posibilidad de reservar carpa con un importante descuento por pago anticipado,)    para preguntarle  sobre un hotel al que concurríamos en los 40, el recordado Hotel D´ambra.,

D' ambra hotel

Dámbra 2

A la izquierda, abajo, los dueños   Salvador D’Ambra y Serafina Niglia

 y con su respuesta  comienzo a contabilizar la desaparición de edificios, el cambio de  costumbres,  la arquitectura ausente en Mar del Plata. Esta situación me lleva a preguntarme, — ¿cuántos hoteles, mansiones y lugares se han volatilizado sin darnos cuenta? La memoria los revive, pero solamente a los  que dejaron una marca en nosotros. Otros muchos que conocimos  y no recordamos  parecen llamarnos desde el mas allá, con un pedido de auxilio para que no los olvidemos. Algunos aun existentes  aguardan pasivamente  la piqueta, las maquinas demoledoras y la temible bola de hierro, que desde una grúa ejerce  su efecto de péndulo como jugando irónicamente con la Belle Époque, los años locos y las costumbres de otras generaciones.

La pregunta sobre el D´Ambra fue certera, digo esto porque fue dirigida a una dama que seguramente había pasado los 60. La respuesta no  se hizo esperar.

—-El hotel estaba allá arriba, ya no existe,. –“ dice esto mirando hacia la loma donde se encuentra el remozado Hotel Sasso, (del  sindicato unión trabajadores del turismo, hoteleros y gastronómicos)”  eran vecinos, lo mismo con la estación de servicio del ACA.

aca est

Continuando mi recorrido hacia el centro llego a la actual Paya Varese, y aquí se me mezclan los nombres. Esta confusión  me lleva a reconstruir la zona de playas y hoteles.

DSC06778

Playa Saint James,  luego Playa de los Ingleses, y ahora Varese. ¿Quien fue don Luis  Varese?

Luis Varese nació en Génova en 1875, de profesión ebanista, arribó a la Argentina en 1893,  a Mar del Plata en 1895.

Reviso y concluyo que los hoteles de época de la playa de los Ingleses, como esta,  han  “DESPARECIDO, vemos en foto, el trabajo de una máquina demoliendo  el Hotel Saint James en la década del 70.

1972-El fin del hotel Saint James que se hallaba en el Paseo Jesús de Galindez,  Junto con otras construcciones del mismo sector - fue demolido a fines de la década del 70. Foto enviada por Anibal Blanco. (1)

Otro perdido el Hotel  Centenario exactamente en septiembre de 1972.

6416-Hotel Centenario de Luis Varese. Postal coloreada remitida por Mónica Armayor.

De regreso me detengo para tomar   una foto de un hotel aguardando su ejecución “El Grand  Hotel Hurlingham.

DSC06783

 

Mi  tercer día en MarPla.

PLAYA PUNTA MOGOTES 1948

 

Por la Mañana decidí  incursionar en alguna de las playas  amplias apartadas  del centro.

Como no pensaba tomar contacto con la aguas, Ingrese vestido por  una  rampa que llevaba hasta 50 metros del mar, siempre bordeando los  sectores cercados que corresponden a balnearios pagos.

 

Si bien aun no estamos en temporada alta,  la gente se amontonaba en los sectores “libres”  me costó encontrar un lugar donde sentarme sobre la arena,  di varias vueltas como los perros, y al fin me ubique en un sitio equidistante  de los otros bañistas.  Era difícil pasar desapercibido,  vestido,  calzado con mocasines,  anteojos para sol,  sin short de baño,  ni sombrero, ni sombrilla.

 

Mi permanencia   tendría un rápido final. Eran las 11,30,  el sol  insoportable,  las olas  me obligaban a alejarme cada vez más hasta quedar atrapado contra  el vallado del  sector  carpas del balneario.   Zapatos  en mano,  me moje los pies como para cumplir con mi visita  al  mar y emprendí i  la retirada.

 DSC06861

Estaba ansioso de caminar por la Rambla Bristol, Rambla del Casino y la zona de la playa Popular. Ver de cerca  a las dos esculturas de los Lobos marinos,  y ¿por qué? No, una foto a la antigua,  a sus pies.

DSC06816

 

Debo  confesar que esta fue una tarde  de descubrimientos  inesperados.

Había salido después de las 17 hs. Tome la  rambla del  Provincial,   algo despoblada   y  con algunos personajes extravagantes, que no  guardaban concordancia  con  el lugar,  y con mis recuerdos de ese paseo de las clases acomodadas.

Paseo en la Rambla II

Intenté  compararlo con los “extraños de pelo largo”  aquellos  que vagaban por la calle sin preocupaciones.

Imposible son muy distintos, aquellos    eran  reyes  que caminaba por la calle solo mirando la gente pasar,   estos otros parecían demonios que  atemorizaban.

 

En un momento  recordé   los famosos restaurantes de la rambla,  uno a continuación del otro, que ofrecían  las picadas con gran cantidad de platitos, acordes con el precio. Los había de  hasta 21 platitos,  mariscos, pescados,  y otros  que permitían armar tu mesa de acuerdo al paladar mas exigente.

el cubanito

 

picando en la rambla

Como dije,  tuve un descubrimiento inesperado,  abandono, suciedad, pinturas en muros, monumentos, rejas, piso,  miré nuevamente, No, No me había equivocado de sitio, estaba en  la rambla del Casino,  apuré el paso para descubrir si al doblar hacia Boulevard Marítimo  había quedado algo de aquel pasado de bellas épocas. No, nada, de nada.  Algunos jóvenes tirados ocupados en sus vicios,  algún carrito de venta ambulante de  comida.

DSC06820

DSC06822

DSC06823

DSC06826

Pensé que abajo, en el acceso  a  Playas podía haber algún sector de restaurantes, tampoco, solo una sucesión de improvisados comercios de venta de artículos de dudosa procedencia, digo esto por la calidad y marcas.

DSC06839

La escollera mostraba un aspecto de sendero al arrebato. Las playas sucias,  invitaban a la retirada  y no al acercamiento, casi  sin darme cuenta olvidé el club de Pescadores.

 

Creo que es momento de dejarlos solos a  ustedes y las  fotos,  las  que sin hablar completarán todo aquello que  vi y no dije. Intento no pecar  en mis juicios de extremadamente pesimista, pero esto lugar me espantó.

DSC06845

DSC06841

DSC06836

 

DSC06843

DSC06840

Traté de reponerme ingresando al Casino,  En un gran salón, al frente,  las  “maquinitas”  tragamonedas,  cada usuario hipnotizado  tratando de alinear figuras. Y como respuesta “Insert coin”  o  game ended.

DSC06832

Los  usuarios de las  mesas de ruleta,  punto y banca,  mal vestidos,  mal calzados, de aspecto desagradable.  Recordé una visita al casino, en los 60, ni bien subías la escalera de acceso, a cada lado un inspector de calidad, que te observaba de abajo hacia arriba,  había horarios en la que podías  entrar  de sport, y  a la noche de traje  y corbata,  ni hablar de las mesas para jugadores especiales de  altas apuestas.

Aun no existía el Inadi,  de existir los hubieran juzgado por discriminación. Causando manifestaciones frente al  casino, cortes de calle y pintadas.

 

La caída de la tarde avanzaba,  me quedaba una opción que imaginé salvadora,  a pocos metros  tenia la peatonal  San Martín, allí me dirigí rápidamente.  Fue el momento de chocar con otra realidad tampoco  esperada. Como lo hice antes,   inserto algunas fotos, pocas, en realidad ya no tenía deseos de seguir coleccionando desilusiones.

 DSC06849

DSC06850

DSC06857

En  un último intento por encontrar algo de aquel entonces. Elegí  a un kiosquero  que pasaba  los 65 años para lograr una respuesta acertada.

 

—-Buenas tardes,  ¿sabe usted dónde está el  local de Raviolandia?

–“Con temor aguardé la respuesta”

ravilandia

 

—-¡ ¿ Raviolandia?  Hace  como 40 años que cerró.,   yo conocí al dueño un tal  Pirolo. Raviolandia  estaba  en la calle Belgrano y santa Fe.

 

—- ¿qué pasó?

 

—-Varios motivos,  cambio de costumbres,  problemas económicos, épocas difíciles quizás, pero lo que aceleró el final,  fue  en el mes de enero de 1970, cuando una explosión producida por unos trabajos en la red de gas, en el sótano,  produjo destrucción y la muerte de siete personas incluyendo un empleado del restaurante.

 

Yo acostumbraba a comer allí, riquísimos ravioles, milanesas con papas fritas, era un clásico de los 60, luego lo sucedió Montecatini  que aun existe en la Avenida Colon, pero a mi gusto ya no es lo mismo, perdió ese encanto de aquel tiempo. Te recuerdo que Raviolandia era una cadena de restaurantes de comidas variadas, grandes salones con mesas en línea,  mientras comías, podías sentir el aroma de lo que estaba comiendo el  comensal  que tenias de  mesa contigua, en  más de una oportunidad  te pedían la aceitera o  sal si les faltaba y el mozo estaba ocupado. Un régimen de comidas al que ya te habías acostumbrado, era una pintura del lugar.—–

 

 

Dos nombres de industrias  vienen a mi memoria:

 

Lácteos  El Amanecer: y Dulce de leche Chimbote

El Amanecer comienza su historia en el año 1939 de la mano de su fundador el Sr. Germán de Vega con su primer reparto de leche. A partir del año 1962 se  convierte en una SA. Inaugurando su planta donde está actualmente en calle Tierra del Fuego 1650 de ésta ciudad dejando su vieja planta de calle San Martín 4170.

En cuanto hace al personal la empresa El Amanecer llegó a tener una planta de empleados fija alrededor de las 180 personas que se incrementaba en un 10/11% en los meses de temporada.

Luego la situación se fue deteriorando, llegando al año 1998 en que los dueños iniciadores venden la empresa al Sr. Florencio Aldrey quien la tuvo hasta el año 2008.

En febrero de 2008 se hace cargo de la empresa el grupo Santa Bárbara quien ya estaba manejando el Frigorífico Sadowa y Elevadores en el Puerto de Mar del Plata. Con esta gestión la empresa continuó su declinación hasta el 15 de marzo de 2009 en que abandonaron la empresa dejando a la deriva a todo el personal que ese momento ascendía a 110 empleados.

el amancer

En octubre de 2010 se presenta el empresario representante de la firma Milita S.A. quien se hace cargo del manejo de la empresa.

Actualmente   funciona como cooperativa con 68 asociados  con la denominación de “Nuevo Amanecer”

 

Chimbote tuvo   suerte,  sobrevivió  a pesar de los temporales económicos de la época que le toco vivir.

 chimbote dulce

La  historia comienza con la visionaria decisión de Doña Rosa, abuela del actual dueño, de

Aprovechar los conocimientos de su hijo recién egresado de la escuela agropecuaria de la zona y darle inicio a un pequeño negocio familiar: producir “Dulce de leche”. Era el año 1937.
El negocio toma el nombre CHIMBOTE en la década de los 50, continuando vigente en la actualidad y creciendo día a día apuntando a conquistar nuevos mercados.
La empresa familiar fue pasando de generación en generación siendo los dos hermanos Raúl Jorge y Juan Carlos, los responsables de continuar con el sueño de su abuela. Los años pasaron, la fábrica creció siguiendo el desarrollo de una ciudad en auge, y el dulce de leche Chimbote se convirtió en un producto de calidad y excelencia para todos los hogares del país.
Ante el desafortunado deceso de Raúl Jorge en Agosto de 2010, titular de la marca, Juan Carlos asume la conducción de la fábrica, la cual continúa Hoy, podemos decir con orgullo que el dulce de leche CHIMBOTE es un icono nacional. La marca ha logrado mantener su posicionamiento a través de los años por la calidad del Dulce de Leche CHIMBOTE, que ya era el dulce de leche de Mar del Plata cuando aún La Feliz no era la ciudad que es hoy.

Produciendo sus productos con las normas intactas y atendiendo al público y clientes de ciudades tan distantes como Iguazú, El Calafate o Mendoza.

 

Bueno, para no resultar un turista además de anticuado, con mala onda.,   al día siguiente me fui a visitar la otra zona,  la parte bella, con chalets construidos con la reconocida piedra Mar del Plata, techos de tejas y la nunca olvidada zona selecta de “Los Troncos”. La calle Martin Miguel de Güemes  que no deja de asombrarnos por sus comercios, mucho movimiento de turistas, lujosos lugares de comidas, y teatro y diversiones para todas las edades.  No voy a elogiar todo lo bueno que tiene esta ciudad,  todos la  conocemos

Por eso su Apodo “La perla del Atlántico” Ciudad para la admiración.

 

Ahora si ya comienzo el regreso a la Ciudad de Buenos Aires.

 

DSC06779

DSC06808

Para los felices que llegaran a la Mardel ,  a estrenar  la temporada 2014, les   dejo la letra de esta canción de Juan Marcelo

 

“Que lindo es estar en Mar del Plata
en alpargatas, en alpargatas
felices y bailando en una pata
en Mar del Plata soy feliz

Haciendo dedo voy con poca plata
a Mar del Plata, a Mar del Plata
me paso el día entero haciendo fiaca
en Mar del Plata soy feliz

En Mar del Plata no tengo problemas
si no hay más camas me acuesto en la arena
no uso saco, no uso corbata
en Mar del Plata soy feliz.

bañadores de ayer y de hoy

 3-PAULINA-

 

baño-1860-1-640x501

002FAMILIAS DECADA DEL 60 PLAYA POPULAR

5084-“Punta Mogotes, año 1948, atrás vemos el “Hotel Sasso”. En la foto Irene, Rodolfo y Carlos von Zedtwitz Enrique mario palacio3

Punta Mogotes 1948

Hasta la próxima salida.

 

Referencias.

Fuentes consultadas y demás  fotografías  antiguas publicadas, son  del sitio:

http://fotosviejasdemardelplata.blogspot.com.ar

http://www.lacapitalmdp.com/contenidos/fotosfamilia/

http://www.ardemagazine.com/arde/banadores-de-ayer-y-de-hoy/

Comentarios en fotos de familia del Lic. Ángel J. Somma

Enrique Mario Palacio

Diario la Capital.

http://eco.mdp.edu.ar cooperativa El Nuevo Amanecer.

Wikipedia.
otras  fotografias  Familiares   del autor

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
8 comentarios en “Turista Anticuado visita Mar del Plata”
  1. Aldo dijo:

    Después, algunos tontos dicen que todo tiempo pasado no fue mejor, con lo que leí y vi, digo que sí, que todo tiempo pasado fue mucho mejor.
    Ademas te digo que no sos ni anticuado, ni tenés mala onda.
    Carlos, deseo que tengas unas muy felices fiestas y mejor Año Nuevo.

  2. carlosvonz dijo:

    Hola Aldo, buenas tardes, he querido compartir con ustedes mi viaje, Mar del Plata es bellisima, pero la están convirtiendo en algo muy desagradable, y de eso la culpa esta muy compartida, ademas de lo que viste en fotos, las calles , de otros barrios estan rotas, cada vez mas avanza la barbarie de grupos urbanos, algunos que pretenden cultivar el arte de la pintura mural y grafitis.
    MIentras el deterioro avanza, los gobiernos estan en otra cosa.

  3. miguel angel retrivi dijo:

    ….Y…Y…¡¡ SIIII !!…La realidad a veces nos pega un ” Cachetazo”…Hablé contigo vez pasada, que a pesar de todo esto tan ” gris” que la actualidad nos muestra, ” MARDEL ” sigue tratando de sobrevivir, los Balnearios publicos o privados, cada vez tienen menos playas desde Camet hasta Chapadmalal…Y si a eso le sumamos el deterioro de la famosa rambla, la playa Bristol invadida por “Feriantes” con mercadería de cuarta ( una pequeña Saladita), artistas populares que también ocupan grandes espacios, donde antes estaban las confiterias o Bares, con sus famosos “Vermuts ” y sus 21 platitos…
    …¡ Seguro !… que aquellos que la conocimos con todo su esplendor, no hablo de ” Glamour” si no de que las familias paseaban más,,,¿ Tranquilamente ?…sin mirar para los costados, porque puede sobrevenir un ” Arrebato”, si he visto hombres y chicos alcoholizados y/o ” Aporreados”, lo cual nos habla del desinterés de las autoridades municipales, por evitar todo esto…
    Decía que aquellos que la conocimos tal cual lo contás en tú nota…y…¡ Seguro ! …se nos ” Pianta ” un lagrimón…Pero…Siempre hay un pero …¿ No?…a pesar de toda esta cruel realidad, lo que quiero rescatar es que aún con todo este ” Panorama “, saliendo de ” La Bristol ” hay otras playas donde se esta comodamente…y…¡ Lo lindo !!…que tiene ” Mardel”…es sin lugar a dudas…¡ La variedad !…Primero en precios, ya para comer o para alojarse, para realizar compras etc…Esto es algo que no encontras a lo largo e la ” Costa Atlantica “…Por eso digo que ” MAR del PLATA “…Sigue siendo la preferida, para todo tipo de clase social….

    Ahhh…¡ me olvidaba !… dos cosas…La primera es que mi primer viaje a ” Mardel ” fue en la ” MICROMAR “…y…la segunda al verte de ” Tarzanito ” (mostrando el fisico) en malla en la playa…Te digo lo mismo que Nelly…¡¡ ESTAS IGUAL CARLITOSSSS !!….Ja.ja.ja….

    “Que lindo es estar en Mar del Plata
    en alpargatas, en alpargatas
    felices y bailando en una pata
    en Mar del Plata soy feliz…

    Hast la proxima nota Carlos…y…¡ MUY BUEN AÑO !!…

    LITO de BERNAL.

  4. carlosvonz dijo:

    Coincido, en el tema precios y opciones de Alojamiento y comidas , hay para todos los gustos y presupuestos.

    Referente a lo que dice Lito, la foto del tarzanito que el calendario se llevó

    las nieves del tiempo
    platearon mi sien…
    Sentir… que es un soplo la vida,
    que veinte anos no es nada.

    Hasta la proxima salida.

  5. Graciela C. Rodriguez dijo:

    que pena me da verla asi, y entre en la web buscando como estarian los barcitos de la rambla tan tradicionales con sus variados y numerosos platitos, ver esto me desilusiona, gracias por compartir las fotos, hace muchisimos años que no voy, pero si se sigue deteriorando asi, cada vez va a ir menos gente, una pena

  6. carlosvonz dijo:

    Buenas tardes y gracias por su comentario, desde esa visita no he vuelto a mdp, solo deseo que inviertan en mejorar todos los paseos.
    saludos
    Carlos

  7. David dijo:

    Hola Carlos, como Ud soy un porteño que a los 40 decidió quemar las naves y venir a vivir a Mar del Plata, zona rural, donde habíamos adquirido una propiedad a comienzos de los ’90, a 12 km de la ciudad, escapando del ruido y por supuesto, de mi Buenos Aires querido.
    Han pasado 14 años de aquello. Hoy tengo 54 años y sin embargo no me arrepiento de la decisión tomada: Buenos Aires, como el resto de las grandes ciudades del país, se había convertido en un lugar muy tóxico e insano para vivir.

    Debo comentarle que su crónica del MDP de los ’60 y su triste contraste con la situación en 2014 es muy buena. Un poco amarga, pero a´si es la realidad.
    Yo conocí esta ciudad a los 8 años, en 1970, y aún conservaba ese brillo de antaño.
    ¿Qué nos pasó? Creo que un poco de todo Malos gobiernos, tanto en dictadura como en democracia. Muchas promesas incumplidas, y un populismo malsano que estropeó todo.
    Hoy se vislumbran promesas de cambio. Esperemos que no nos defrauden nuevamente y que esta hermosa ciudad recupere el brillo que tuvo algún día. Par5a ello habrá que terminar con la pobreza, pero además, habrá que hacer una verdadera revolución educativa.
    Mis saludos y hasta siempre

  8. carlosvonz dijo:

    Hola David, gracias por tu comentario.
    No he vuelto a Mardel desde la visita que motivó la nota.
    Deseo sinceramente que haya cambios. Lo que veo y escucho tiene mucho que ver con la inseguridad, tambien con la falta de educación de muchos veraneantes que ensucian las playas. Pero no todo debe ser malo, yo tengo esperanza de esas promesas de cambio de las que hablas.
    Así mi próxima visita no será una añoranza de epocas pasadas.
    Un abrazo.
    Carlos

Escribe un comentario

www.arcondelrecuerdo.com.ar - Todos los Derechos Reservados - Solo se permite reproducción con previa autorización - Copyright © 2008 - Grupo PescaenelDelta - info@arcondelrecuerdo.com.ar